Alemany: «Seguiré en la presidencia del Mallorca»

El presidente del Mallorca anuncia que su futuro está en la poltrona del club balear y asegura, categórico, que el equipo no descenderá

|

Valorar:
Nunca vista
preload

El cansancio se hace visible sobre el rostro de Mateo Alemany Font, que ha vivido durante más de treinta días en el interior de un avión. Decidido a aplicar terapia de choque, su plan renove se inició con el regreso de Cúper y finalizó con una masiva entrada y salida de futbolistas. Las primeras conclusiones están sobre la mesa: el Mallorca ha resucitado, aunque su pulso sigue siendo débil.

En un club acostumbrado a la convulsión y al ajetreo, Alemany no esconde sus cicatrices y suspira por un asunto capital: estabilidad. Tiene claro que su ciclo no se ha agotado y advirte de forma categórica que seguirá en la poltrona del Mallorca. En plena rehabilitación social y deportiva, los mensajes de Alemany son contundentes: «El Mallorca salvará la categoría, que nadie lo dude».

-En un estado de crisis deportiva permanente la presidencia de un club es un caramelo envenenado.
-Cuando las cosas van mal y, como en nuestro caso, se tuercen casi desde el principio y caes en un agujero, es muy difícil para todos, especialmente para los aficionados, que cada domingo padecen los malos resultados de su equipo. También es complicado para los jugadores, técnicos y directivos. Todos lo pasamos mal. Creo que lo importante de estos casos es saber aislarse del sufrimiento dominical, algo inevitable, y trabajar. No conozco otra receta: contra la crisis, trabajo. En este club se está demostrando que todos los estamentos, empezando por el consejo de administración, continuando por nuestro entrenador y nuestros jugadores y aficionados, tienen claro que atravesamos por una situación complicada y que para salir adelante hay que tener una dosis extra de motivación, concentración y trabajo, cada uno desde su puesto y responsabilidad. Ahora mismo estamos casi hablando de un ascenso a Primera. Cuando llevas tanto tiempo entre los tres últimos, estás más cerca de Segunda que de Primera. El consejo está haciendo todo lo que sabe y puede para conseguir este ascenso y prueba de ello son todos los fichajes que se han realizado durante el mercado de invierno.

-¿Atraviesa el Mallorca por la situación deportiva más complicada de sus nueve últimas temporadas?
-Creo que durante la temporada 01/02 atravesamos por una situación más difícil todavía, no por un tema puramente clasificatorio, sino por situaciones internas. Ibamos de más a menos, no teníamos una gran confianza en el proyecto deportivo y debo reconocer que tenía menos fe que la que tengo en estos momentos. Ahora mismo tengo una gran confianza en el entrenador y la plantilla que tenemos en estos momentos. Estoy convencido de que si conseguimos mantener un entorno social como el que tenemos en estos momentos, vamos a sacar esto adelante. No será fácil, pero estamos en el camino. El equipo ha quebrado su racha negativa y sumado siete puntos sobre nueve; los jugadores que han llegado cada vez están aportando más cosas y todos los síntomas nos conducen a la esperanza, aunque también está muy claro que la reacción ha llegado a partir de un extra en la concentración y en el trabajo de todos. Este es el camino a seguir. No hay opción para relajarse. Hace falta un sobreesfuerzo.

-Ante el Getafe y Albacete, Son Moix ha registrado dos de las mejores entradas de la temporada, ¿el Mallorca vuelve a ser un proyecto colectivo o simplemente las entradas han sido más baratas?
-No me cabe ninguna duda de que el Mallorca vuelve a ser un proyecto colectivo, la afición no ha tardado en darse cuenta de que debía estar al lado del equipo y su respuesta ha sido excepcional. Considero que el incremento de espectadores es debido a varias circunstancias. A partir del mes de diciembre la gente ha sido consciente de que estábamos en una situación límite y han entendido el mensaje del club. Y el mensaje del club se fabricó con hechos, no con palabras. El consejo de administración realizó un enorme esfuerzo económico y de gestión para intentar fichar lo mejor que ofrecía el mercado para reforzar el equipo e intentar realizar una gran segunda vuelta de Liga. Creo que este mensaje en forma de hechos ha llegado a nuestros aficionados y el grado de implicación es máximo. El cuerpo técnico y los futbolistas lo están dando todo. Se podrá jugar mejor o peor, pero ahora mismo nadie puede dudar de su entrega y compromiso. Están dando el máximo. Con estos hechos, no me cabe ninguna duda de que nuestros aficionados quieren viajar con nosotros para lograr el reto de remontar posiciones y sellar la permanencia.

-¿Ha habido tiempo para analizar por qué se ha llegado a esta situación?
-Evidentemente que se ha analizado, a pesar de que cuando te encuentras en este tipo de situaciones lo normal es intentar trabajar y dar el máximo para encontrar soluciones. Tengo claro que un par de decisiones han condicionado la temporada, aunque también existen elementos que en fútbol no son controlables. Si ahora volviera atrás en el tiempo, la verdad es que volveríamos a tomar un 85 por ciento de las decisiones que se adoptaron en verano. Todas ellas fueron mayoritariamente aplaudidas por nuestros aficionados y por los medios de comunicación. Lo que ocurre es que en el fútbol internienen factores ingobernables, la propia fortuna y la adaptación de futbolistas cuyo currículum no ha estado en consonancia a su rendimiento. Todas estas cosas tienen su importancia, pero ahora mismo la gran prioridad que tiene el Mallorca es dotar al equipo de todos los elementos y del entorno adecuado para que rinda a su máximo nivel. Si lo conseguimos, estoy convencido de que el Mallorca seguirá en Primera.

-El club ha firmado a cinco jugadores durante el mercado de invierno, aunque en algunos casos su protagonismo es mínimo.
-No es fácil para los jugadores que llegan adaptarse con rapidez, máxime si se trata de futbolistas procedentes de equipos importantes y que durante la primera vuelta no han disfrutado de muchos partidos. Les falta algo de rodaje y adaptación. En general y sin particularizar, creo que los nuevos están ofreciendo un buen rendimiento y que todos aportaran cosas interesantes al equipo. El consejo y el entrenador están satisfechos con las incorporaciones que se han realizado.

-Se atreve usted a asegurar que el Mallorca seguirá en la mejor Liga del mundo la próxima temporada.
-Esto absolutamente convencido de ello de que el Mallorca estará en Primera la próxima temporada. Estoy seguro y creo que las señales que ha mandado el equipo durante las últimas jornadas nos llevan a pensar en ello. Si realizáramos una encuesta entre los entrenadores de Primera División, apuesto a que una gran mayoría diría que el Mallorca logrará su objetivo. Yo estoy convencido de ello, siempre y cuando seamos capaces de mantener un compromiso colectivo y el espíritu de trabajo actual.

-¿Ha realizado Mateo Alemany alguna promesa?
-En esta casa sentimos una devoción especial por la Mare de Déu de Lluc. No se trata de hacer promesas, pero está claro que nos gusta mucho ir a rezar al monasterio y es algo que hacemos habitualmente. El propio Cúper es una persona es muy partidaria de estas prácticas... Yo siempre digo que rezar no es incompatible con trabajar mucho y autoexigirnos todos mucho.

-El Mallorca parece tenerlo todo para afrontar el futuro con garantías: uno de los mejores entrenadores del mundo y un consejo de administración muy comprometido... pero su presente sigue poblado de nubarrones.
-Lo único que puedo decir es que esta temporada es clave para nuestro futuro. Si somos capaces de mantener al equipo, considero que la estabilidad está garantizada. Ahora mismo tenemos cosas que son muy difíciles de conseguir en el fútbol: un banquillo sólido y un consejo de administración que está más unido que nunca. Es algo que a algunos señores les duele escuchar y no les interesa, pero no me voy a cansar de repetirlo. Además de estos factores, está claro que económicamente seguir en Primera nos proporciona estabilidad. En el caso de Cúper, tiene un contrato largo, pero estoy seguro de que va a seguir durante muchos años más.

-Se ha dicho que su relación con Vicenç Grande, máximo accionista y vicepresidente del club, no es buena.
-Son rumores sin base alguna y me gustaría que los que se dedican a difundir estas presuntas informaciones dieran algún tipo de explicación convincente. Vicenç Grande hace muchos años que es amigo mio y nuestra sintonía es máxima. Cuando se le ha requerido sobre este asunto, Grande ha sido categórico. Si ambos decimos que es falso, a qué viene querer seguir distorsionando la realidad. No lo entiendo, sólo concibo este tipo de informaciones si existe un interés por dividir y desestabilizar.

-Grande y usted han anunciado cambios a final de temporada y se intepreta que trascienden de los eminentemente deportivo, ¿seguirá Alemany en la presidencia?
-Continuaré en la presidencia del Mallorca.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.