Baloncesto LEB-2

El Drac Inca desconecta de la rutina

Los monjes de Shaolín dan a conocer a la plantilla sus métodos de concentración

Valorar:
Nunca vista

Pere Castelló
La sesión de entrenamiento del Drac Inca resultó ayer más amena y ligera que en otras ocasiones. Los integrantes del cuerpo técnico y la plantilla profesional del club de es Raiguer recibieron a unos visitantes especiales que se adueñaron del entorno del Palau. Y es que los monjes de Shaolín, recién llegados de China, dieron a conocer a Juan Díaz y sus hombres un amplio abanico de técnicas de concentración y relajación, cuyos poderes pudieron comprobar en primera persona.

La magistral lección de estos singulares monjes, que ayer iniciaron su gira por España haciendo escala en Mallorca tras abandonar temporalmente el templo de Shaolín, dividieron la sesión en tres bloques: baduajin, taichi y chami, buscando fortalecer la energía vital y el centro de equilibrio. De la misma manera, Juan Díaz y sus hombres introdujeron en el mundo del baloncesto este grupo que congenió enseguida con unos alumnos que pusieron todo su interés en cada una de las explicaciones y aclaraciones que se les ofrecían sobre el mismo parqué del Palau d'Esports.

En lo puramente deportivo, destacar que Quique Moraga fue operado ayer de la lesión que padece en el dedo meñique de su mano, y desde este momento se inicia la cuenta atrás hacia su recuperación definitiva, que se espera que pueda cerrarse cara a la disputa de las series de ascenso, en las que el interior debe ser uno de los pilares. James Lang sigue a prueba, pero debe perder peso para acabar de convencer.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.