Fútbol/Primera División

Ranieri, crucificado

Antonio López, segundo en la etapa de Rafa Benítez, se hace cargo de la plantilla/El Valencia destituye al italiano ante la crisis que azota a los levantinos

Valorar:
Nunca vista
Efe
El consejo de administración del Valencia ha decididió destituir al italiano Claudio Ranieri como entrenador y como director general del club, tras la crisis de resultados que atraviesa el equipo, según anunció ayer el presidente del club, Juan Soler, quien también comunicó que Antonio López se hará cargo de la plantilla. Los dirigentes de la entidad celebraron una reunión extraordinaria para tratar la destitución del preparador romano, después de que anoche el equipo fuese eliminado de la UEFA, en los dieciseisavos de final del torneo frente al Steaua de Bucarest. Ranieri, que llegó al equipo en la presente temporada tras haber entrenado al Chelsea inglés en las últimas campañas, ya no dirigió la sesión de entrenamiento que ayer celebraba la primera plantilla valencianista en Paterna. Antonio López, hasta ahora director de la escuela de futbolista del Valencia y segundo en la etapa de Benítez, se puso al frente del equipo en la citada sesión. Soler comunicó que el relevo de Ranieri de sus cargos se debía a que los resultados y la dinámica en la que había entrado el equipo «no eran los más apropiados». «Nos alejaban de los resultados que se habían marcado y así lo ha entendido el propio Ranieri», dijo.

«El Valencia quiere agradecer tanto a Claudio Ranieri como a sus colaboradores su trabajo, dedicación y esfuerzo durante el tiempo que han permanecido en nuestro club, al que siempre han demostrado su enorme cariño. Le deseamos mucha suerte y éxitos en el futuro», dijo Soler en la lectura de un comunicado oficial. Respecto a Antonio López, el presidente del Valencia mostró su convencimiento de que el club deja «en muy buenas manos» al equipo, al considerar al hasta ahora director de la escuela de futbolista de la entidad una de las «piezas claves de los éxitos más recientes del equipo», como segundo entrenador de Benítez.

Soler reconoció el «momento de dificultad» que atraviesa el club y apuntó que se han puesto en marcha «todos los mecanismos necesarios» para que el equipo vuelva a estar «cuanto antes en los puestos de privilegio», y que esta temporada pueda cumplir «uno de los objetivos marcados».

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.