Low Cost Repost

La empresa navarra fabrica e instala unidades de suministro de combustible automatizadas de bajo coste y autoservicio.Cuentan co

Actividad: Gasolineras

Valorar:
preload
El ahorro para el consumidor a la hora de repostar en una gasolinera Low cost depende de muchos factores, pero podría llegar a alcanzar los diez céntimos por litro en algún tipo de combustible.

El ahorro para el consumidor a la hora de repostar en una gasolinera Low cost depende de muchos factores, pero podría llegar a alcanzar los diez céntimos por litro en algún tipo de combustible.

08-04-2014

Low Cost Repost fabrica e instala unidades de suministro de combustible automatizadas de bajo coste y autoservicio. La empresa, además de fabricar, dispone de diferentes asesorías, que acompañan a los inversores en su periplo empresarial, desde la solicitud de los correspondientes permisos hasta el seguimiento de la actividad.

Low Cost Repost se encarga de todo y hace la entrega "llave en mano". Low Cost Repost no es una franquicia. Es un fabricante que entrega la estación de repostaje automatizada con tecnología punta. La empresa, radicada en Pamplona, no participa en el negocio, pero dispone de un servicio de mantenimiento y asesoramiento de los empresarios.

En febrero del pasado año, el gobierno de Mariano Rajoy, mediante un Real Decreto, abrió la posibilidad de llevar a cabo instalaciones de venta de combustible en diferentes emplazamientos antes inviables. Low Cost Repost ha invertido más de ocho meses en desarrollar las unidades de suministro de la mano de empresas de máximo nivel en su sector, como Copermática (fabricante líder de software y hardware) o Cetil (proveedor de surtidores de reconocido prestigio).

El presupuesto para la instalación de una unidad de suministro tipo Low Cost Repost es de unos 300.000 euros, dependiendo del número y características de las isletas que lo integran, así como de los boxes de lavado que pueden incorporarse. Low Cost Repos, incluye todo el equipamiento necesario, con estrictas medidas de seguridad. Los surtidores permiten el pago con tarjeta y en efectivo. Las estaciones de suministro de combustible se comercializan con la imagen corporativa y marca registrada Low Cost Repost.

Estudio de mercado

La empresa, en primer lugar y antes de cualquier otra consideración, ofrece un estudio de mercado que analiza principalmente dos factores: la localización y la densidad de población. En este sentido, lo ideal es que la unidad de suministro se sitúe en una zona cuya densidad de población sea superior a los 4.000 habitantes. En todo caso, Low Cost Repost tiene en cuentra otros factores, como el tráfico de paso o si es zona turística.

En cuanto a la localización, se consideran zonas privilegiadas las parcelas urbanas, polígonos industriales, zonas comerciales, ITVs y carreteras con una alta densidad de vehículos. Javier San Martín, administrador de Low Cost Repost, explica que las unidades de suministro de la firma permiten que el combustible sea más económico. “Se pueden minimizar tanto los costes de instalación como los de explotación. Además, al no depender de ningún operador -ni BP, ni CEPSA, ni Repsol, ni cualquier otro- se puede comprar el combustible al que te ofrece un mejor precio”, asegura San Martín. En todo caso, la calidad del combustible es exactamente la misma, puesto que se trata del mismo que se vende en otras estaciones de servicio.

Más económico

Precisar el ahorro que puede suponer repostar en Low Cost Report es complicado, puesto que son muchos y variados los factores que influyen. En todo caso, podría alcanzar, incluso, los diez céntimos por litro en algún tipo de combustible. “No es fácil concretar el ahorro que puede suponer en un año repostar en una estación de servicio de Low Cost Repost, pero puede ser muy importante, especialmente para aquellas empresas o ciudadanos que tengan más de un vehículo o hagan muchos kilómetros”, explica el administrador de la empresa.

Los consumidores están acostumbrados a repostar en gasolineras de las marcas más consolidadas en el mercado español. San Martín está convencido de que las unidades de suministro Low Cost Repost no despertarán el mínimo recelo. “La calidad del carburante está garantizada. No será diferente en sus cualidades respecto a los que puedes encontrar hoy. La única diferencia será el precio. Ni una más”, clarifica.

Low Cost Repost es una empresa en expansión, con un modelo de negocio novedoso. En la actualidad tiene más de 80 proyectos en curso -ninguno en Balears-, aunque confía en implantarse en los próximos meses en las Islas, un mercado que considera interesante por el alto precio de los carburantes que impera.