La ciudad natal de Jim Bird le rinde homenaje con una gran exposición

Valorar:
Nunca vista

CRISTINA ROS

Jim Bird nació en 1937 en Walsall, ciudad cercana a Birmingham. El pasado viernes, The New Art Gallery Walsall inauguraba la exposición «Reconciliation», una extensa selección de obras del pintor residente en Mallorca que, según Deborah Robinson, responsable de exposiciones de dicho museo, supone «una reconciliación entre las pinturas de Jim Bird y el público de Gran Bretaña. Sus obras evidencian una implacable pasión por la pintura. La exposición y el catálogo ofrecen, además, la oportunidad de revisar su trayectoria y su contribución a la pintura».

Jim Bird, que por una leve enfermedad no pudo trasladarse hasta Inglaterra, estuvo representado en la inauguración por el conseller d'Educació i Cultura, Francesc Fiol, cuya Conselleria ha colaborado en la muestra; la asesora del Govern en materia artística, Gudi Moragues; el hermano del artista, John Bird, y arropado por un nutrido grupo de amigos, entre los que se encontraban el poeta y consejero delegado de Banca March, Francesc Verdú, autor de uno de los textos y de un poema que se incluyen en el catálogo, o el pintor Ramon Canet.

«Reconciliation», que estará abierta al público hasta el 15 de abril, acoge unas cuarenta obras, fechadas entre 1988 y 2004. Telas de gran formato y papeles protagonizados por el gesto y el color permiten contemplar la huella que el expresionismo abstracto americano dejó en la pintura de Bird en los años en que residió en Nueva York. Esta es la primera gran muestra que el pintor realiza en su pueblo natal, de ahí que lleve el significativo título de «Reconciliation», pues su obra ha sido expuesta en varios continentes, pero nunca antes había sido objeto de una retrospectiva en Walsall.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.