El poder místico de Shaolin, en Palma

El espectáculo de Kung Fu se presenta desde hoy y hasta el domingo en el Auditòrium

|

Valorar:
Visto 3 veces

El espectáculo de artes marciales que mayor éxito ha tenido en el mundo llega por primera vez a Mallorca. «Los poderes místicos de los monjes shaolin de China» ha sido representado desde 1995 en cuatro continentes ante más de tres millones de espectadores y ahora, desde hoy hata el domingo 20 de febrero, se presenta en el Auditòrium de Palma. Este proyecto se inició con el propósito de mostrar un aspecto de la cultura tradicional china a través de un formato de espectáculo occidental. Bajo el epígrafe de «El camino de Shami a Shaolin», cuentan la historia de un niño que sigue la trayectoria para convertirse en monje. La interacción y la conversación entre el anciano maestro y el shami (alumno) narra la vida e historia del templo sobre el que se centró la televisiva serie «Kung Fu».

Durante la presentación de este espectáculo, los monjes shaolin ofrecieron ayer una pequeña exhibición a la prensa en la que demostraron que es posible el control del cuerpo a través del poder de la mente. Los discípulos de estas enseñanzas, que viven de acuerdo a las estrictas reglas del budismo zen, rompieron barras de hierro en sus cabezas y tablas de madera en sus cuerpos sin dejar marca alguna. El maestro Shi Dewei explicó que estas proezas son fruto de «la concentración en un solo punto de nuestro cuerpo, que se vuelve más fuerte que el hierro».

La historia de los monjes de Shaolin, actual centro espiritual de China, se remonta a más de 1.500 años de existencia, en los que han hecho uso de sus técnicas exclusivamente para defenderse y nunca para atacar, habiendo servido al emperador cuando les necesitó para proteger su imperio. Por otra parte, los monjes Shaolin de China ofrecerán mañana viernes 18 de febrero a las 15.00 horas en el patio de La Misericordia de Palma una lección gratuita de ejercicios de Tai Chi, una técnica que favorece la relajación mental, la concentración y elimina el estrés.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.