Rafel Duran actualiza ‘El mercader de Venècia’ en el Teatre Nacional de Catalunya

| Barcelona |

Valorar:
Visto 726 veces
preload
El escenógrafo Rafel Lledó y el director Rafel Duran, ante el TNC de Barcelona.

El escenógrafo Rafel Lledó y el director Rafel Duran, ante el TNC de Barcelona.

27-01-2012 | Carles Domènec

La versión de Rafel Duran de la obra El mercader de Venècia se estrenará el próximo jueves en el Teatre Nacional de Catalunya (TNC) de Barcelona y permanecerá en cartel hasta el 25 de marzo. Rafel Lladó se ha encargado de la escenografía del montaje que cuenta en el reparto con el menorquín Àlvar Triay y los mallorquines Santi Pons y Margalida Grimalt-Reynés.

Duran opta por trasladar a nuestros días el clásico de William Shakespeare. «Es una puesta en escena atrevida, actualizada a nuestros días», comentó el mallorquín, quien aclaró que «he pensado en sucesos que han ocurrido últimamente, como el tsunami de Japón o el 15M». El director matizó que «todo el pesimismo que aparece en la prensa cada día y que está presente en la calle, con este malestar sobre el futuro, me ha afectado en la producción».

En la apuesta de Duran se subrayan los aspectos económicos, principal motivación de los personajes en la obra, en la que también aparecen otras cuestiones. «Es una comedia antisemita light ya que, después del holocausto nazi del siglo XX, la lectura cambió y éticamente ya no era correcto reírse del tema», dijo el director, quien resaltó que «en la escena del juicio, los cristianos no son los buenos».

Duran se fija en «el mundo de las apariencias y, aunque se dice que esta es la obra gay de Shakespeare, no es algo en lo insista porque, hoy en día, explicar una historia homosexual no puede ser un titular».

Entre los referentes de Rafel Duran, sin manifestarlos de forma explícita, figuran el mundo de la publicidad, Nueva York y, en concreto, Wall Street. «Viajé a la ciudad el pasado verano y tomé fotografías, además utilizo pantallas y bandas sonoras», apuntó el dramaturgo mallorquín. Por su parte, el actor Santi Pons, que representa los papeles de Tubal y Gobbo, señaló que «es muy agradecido trabajar con Rafel [Duran] porque te deja ir aportando ideas». Àlvar Triay, en el rol de Solanio, declaró que «el reto de actuar en el TNC es más bien técnico porque la sala es muy grande y los personajes han de poder llegar hasta la última fila». Margalida Grimalt-Reynés interpreta a Jessica. Los actores protagonistas son Ramon Madaula como Shylock; Àlex Casanovas como Bassanio; Roger Coma es Bassanio y Anna Ycobalzeta, Porcia.


Clásicos

El mercader de Venècia de Duran representa una de las grandes citas de la temporada teatral catalana. El Teatre Nacional ha reducido la cantidad de estrenos programados, pero sigue optando por la envergadura de clásicos como el de Shakespeare, que cuenta en escena con 19 actores. «Se han reducido el número de montajes, pero no renunciamos a este tipo de espectáculos porque somos el TNC y debemos hacer lo que los otros teatros no pueden», dijo Sergi Belbel, director del Nacional.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Alcalino
Hace más de 6 años

Molesta hasta la publicidad del teatro catalan, que se vayan a cataluña ha hacer publicidad de la obra y del teatro, estamos en Mallorca.

Valoración:-7menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1