Pere Capellà Simó, Premi Ciutat de Barcelona con un estudio sobre juguetes

| Barcelona |

Valorar:
Visto 542 veces
preload
Pere Capellà Simó, ayer en Barcelona.

Pere Capellà Simó, ayer en Barcelona.

04-02-2014

El investigador y pintor Pere Capellà Simó (Palma, 1981), profesor en la Universitat de les Illes Balears, fue galardonado ayer con el Premi Agustí Duran i Sanpere de Historia, uno de los Ciutat de Barcelona, por la publicación del libro La ciutat de les joguines. Barcelona, 1840 - 1918 (Editorial Gregal).

«Es un gran honor después de haber dedicado tanto tiempo a conocer mejor la ciudad de Barcelona, aunque sea a partir de los objetos más ínfimos», explicó el autor, quien aclaró que «el origen del libro es la primera parte de mi tesis doctoral en Historia del Arte que tiene dos partes, una dedicada a Barcelona y otra sobre Palma».

Capellà, que se plantea la posibilidad de publicación de la parte dedicada a Mallorca, comentó que «los juguetes tienen algo de transitorio y a la vez algo de eterno y son un testimonio visual que habla del lugar que la sociedad dedica a la infancia, una visión de la historia de los sueños que sirve para explicar fragmentos de la sociedad».

El estudioso, que forma parte del grupo de investigación Gracmon de la Universitat de Barcelona (UB) y es comisario de una próxima exposición en el Museu Romàntic de Sitges, apuntó que «en Palma no había industria del juguete, como en Barcelona, pero sí artesanos»,

«La hipótesis de partida del libro, ratificada con la investigación, es que Barcelona en el siglo XIX vivía al ritmo de las ciudades europeas y eso también se sigue en el ámbito de los juguetes», argumentó Capellà. La profesora Teresa M. Sala, que dirigió la tesis del autor en la UB, declaró que «la publicación es el resultado de siete años investigación y fruto de una gran madurez intelectual», y concluyó que «es un recorrido por Palma, Barcelona y París, una historia de historias».

Desarrollo

El volumen premiado, que acaba con el final de la Primera Guerra Mundial, destaca el desarrollo económico y cultural de la ciudad de Barcelona de la época que contaba con unas 60 fábricas especializadas. «El juguete es el primer contacto del niño con el arte y educará su gusto», señaló Capellà.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.