Autoclick acelera para crecer

| |

Valorar:
Visto 730 veces
preload
Eduardo Valtueña es el director comercial de Autoclick.

Eduardo Valtueña es el director comercial de Autoclick.

07-10-2015

Apenas lleva dos años de actividad, pero ya es un actor reconocido en su sector en toda Europa. Autoclick rent a car está presente en 23 ciudades de siete países de Europa. Esta empresa comenzó su andadura en agosto de 2015. La primera oficina que abrieron fue la de Palma, donde está el edificio corporativo, y hasta ahora el crecimiento ha sido enorme. Pretenden llegar a las 50 oficinas a finales de 2018.

El director comercial es Eduardo Valtueña. Basa su éxito en el estudio de las debilidades de la oferta existente. “Ha sido muy fácil evolucionar. Autoclick nace buscando dónde está fallando la competencia. Dentro de cada nicho de negocio hay margen de mejora, y después de estudiarlo, vimos que había posibilidades. Sobre todo hay que ofrecer un vehículo nuevo y buscar la máxima satisfacción del cliente. Nosotros garantizamos que a los seis meses el coche sale a la venta”, indica.

La filosofía de empresa es ofrecer un precio muy asequible para el cliente, por lo que su oficina central está fuera de la terminal del aeropuerto. En el caso de Palma, tienen cuatro autobuses lanzadera que desplazan a los clientes hasta sus oficinas del polígono de Son Oms. “Puedo decir que tardamos menos en entregar los coches que los rent a car que están dentro del aeropuerto. Los clientes van al punto de encuentro, siempre hay un autobús, se trasladan y aquí se les atiende enseguida”, afirma Valtueña. El director comercial explica que a pesar de ofrecer precios low cost, cuidan el servicio. “Perseguimos un value for money. El cliente quiere pagar poco pero no quiere que se le atienda mal”, añade.

Además, ofrecen wifi en el coche sin coste añadido con capacidad para seis dispositivos y permiten a los conductores hacer un viaje cambiando a otro país sin necesidad de devolverlo al lugar de origen.

EXPANSIÓN. En sus dos años de vida, la expansión de la empresa ha sido muy acelerada. Después de Palma, enseguida se establecieron en los aeropuertos de Alicante, Málaga, Barcelona y Madrid. De este modo se especializaron en el mercado del alquiler de coches en destinos vacacionales de costa. Más tarde se establecieron en Francia, Italia y Portugal, para después seguir con Bruselas, Grecia y Rumanía.

Hoy Autoclick está presente en Palma, Alicante, Málaga, Madrid y Barcelona. En Portugal ofrecen servicios en Faro y Lisboa. También están en París Charles de Gaulle y Orly, Niza y Marsella (Francia), Bruselas (Bélgica), Bucarest (Rumanía) y Varsovia (Polonia). Y a mediados de mayo se han extendido en Italia, con coches en Roma (Ciampino y Fiumicino), Milán (en los aeropuertos de Malpensa, Linate y Bergamo), Venecia, Verona, Bolonia y Pisa.
“Empezamos en destinos vacacionales. Esto implica que si nos dedicamos solo a aeropuertos de gran tráfico de turista vacacional de sol y playa tenemos que cerrar las oficinas en noviembre, o mover los coches a destinos con una temporalidad más larga. Por eso también nos hemos establecido en destinos de montaña. Queremos establecer un network a nivel mundial”, apunta Valtueña.

Autoclick pretende llegar en los próximos meses a destinos como Eivissa, Tenerife, Las Palmas, Oporto, Catania, Berlín, Ámsterdam, Budapest o algunas ciudades de Reino Unido, entre otros. También están estudiando abrir mercado en Sudamérica.

El mercado del alquiler de coches es “poco transparente en las reservas”, reconoce Valtueña, quien aboga por la transparencia. Admite que se dan paradojas como que el GPS sea más caro que el propio alquiler del vehículo en algunas compañías.

FLOTA Y GAMA DE COCHES. La flota es en la actualidad de 20.000 coches. En Italia han colocado cinco mil vehículos con el objetivo de desestacionalizar su negocio con destinos de esquí. En Mallorca la primera temporada, en 2016, tuvieron 2.000 coches, y este verano no han aumentado su flota, consiguiendo un 90% de ocupación.

En cuanto a tipos de vehículos, trabajan con varios fabricantes y abarcan todas las gamas. Desde coches pequeños como Fiat 500 hasta coches grandes familiares o 4x4 para nieve, por ejemplo. El mix de flota es importante debido a las exigencias de los destinos -nieve, destinos urbanos, playa- y a las preferencias de los clientes. En Mallorca han ofrecido Land Rover Evox, Masseratti Gran Cabrio y una gran flota de Nissan Qashqai, Ford Kuga o Jeep, entre otros. En Roma y París los clientes piden o coches pequeños o los más grandes, quizás por el mercado ruso, advierten desde la compañía.

En cuanto a las reservas, el 95% son vía online aunque tienen una pequeña parte offline que llega de touroperadores. Asimismo se han centrado en las oficinas cercanas al aeropuerto y no ofrecen servicio de alquiler de coches en hoteles, aunque no lo descartan en un futuro.

En Mallorca los principales clientes son alemanes y del norte de Europa, muy igualado con el cliente nacional y el británico, mientras que para el conjunto de la compañía los mercados más importantes para la compañía son el alemán, británico, belga y francés.

Eduardo Valtueña, director comercial, reconoce que el negocio de los coches de alquiler es tanto el alquiler como la venta posterior. En Autoclick los coches se venden a los seis meses y se exportan a diferentes países, principalmente Alemania y Reino Unido. Están abriendo también nuevos mercados de exportación entre los que figura China. De este modo, los coches duran una temporada y el invierno es época de desflote de la temporada anterior.

DEMASIADOS COCHES. Valtueña señala que para Autoclick la temporada ha sido buena, con un 90% de ocupación, pero no tanto como debería haberlo sido. “Hay demasiados coches. Algunas compañías, no la nuestra, preveían una temporada récord y desplazaron demasiados coches. Ha habido un exceso de oferta y se han tenido que bajar los precios”, reconoce abiertamente. Además, se da la paradoja de que la temporada alta es cada vez más corta a nivel de precio, y va de julio al puente del 15 de agosto.

De hecho, se da la circunstancia de que en septiembre de 2016 la empresa facturó más que en agosto del mismo año. Los precios eran más baratos pero hubo más clientes y los alquileres fueron de más larga duración.

Ante el debate de la masificación, consideran que cada año llegan más turistas y “estamos obligados a darles servicio”. “Estoy de acuerdo en que hay demasiados coches, pero Autoclick tiene un network de oficinas en toda Europa y tenemos los coches justos que necesitamos para hacer nuestra operación en cada ciudad. Cabe decir que nuestros vehículos son de bajo consumo y baja contaminación”, explica.

El pasado 2016 fue el primer año de operación completa para Autoclick. El objetivo era empatar y les sirvió para aprender. Reconocen que en un negocio con tan poco margen, hay que ser creativo y tener capacidad de adaptación. “Si tienes una empresa de rent a car o de compraventa de vehículos te ves obligado a buscar sinergias para tener los coches en movimiento. Tener un coche ocupado menos de un 80% es hablar de pérdidas por nuestro modelo de negocio”, indica.

De momento todas las oficinas que han abierto son corporativas, pero contemplan la opción de las franquicias fuera de España. Además, para abrir nuevas posibilidades de negocio asisten a las principales ferias turísticas entre las que destacan Fitur de Madrid, la ITB de Berlín y la World Travel Market de Londres. Su deseo es seguir aumentando su presencia en todo el mundo y no contemplan mover la sede de Mallorca.