Efecto de Italia en las bolsas europeas

| |

Valorar:
Visto 108 veces

Cuando parecía que las bolsas europeas retomaban la senda alcista tras las caídas experimentadas durante los meses de febrero y marzo, el ruido de la incertidumbre política italiana ha aparecido de nuevo para ensombrecer la trayectoria de los principales índices.

Es importante saber que el mercado tiene muy asumido el tema italiano y se ha acostumbrado a los continuos cambios de gobierno, elecciones, e incluso algún referéndum.

Intentar adivinar lo que harán los políticos es difícil, y más con su historial, así que buscar soportes que nos marquen cambios de tendencia puede ser más útil.

El IBEX está consolidando sólidamente por encima de los 9.800-10.000 (a pesar de que ha sido de los más afectados por la “crisis italiana”); este es precisamente el primer nivel a vigilar. Por estar muy cerca, los más largoplacistas deberían buscar otros y los encontrarían en los 9.500 y 9.200. Por arriba, los objetivos a buscar serían los 10.600 y especialmente los 11.000.

Evidentemente, la bolsa más perjudicada ha sido la italiana; así el MIB 30 ha retrocedido casi un 7% desde máximos hasta el momento de escribir este artículo. También es cierto que era, y es, la bolsa más rentable de Europa en 2018.

Este recorte lo está viviendo tras intentar atacar una gran resistencia (24.000-24.500), que volvería a ser su gran objetivo en caso de hacer soportes. Estos los tiene bastante marcados y escalonados: primero los 22.800, después los 21.500 y en tercer escalón los 20.600, que supondrían un 10% adicional de caída.

El EuroStoxx, hasta la fecha no se ha visto afectado y ha consolidado por encima de los 3.500, que aun perdiéndolos tendría un gran suelo en 3.300. Mientras su primer objetivo está ahora en 3.800-3.900.

El DAX alemán que fue muy castigado en enero-febrero está cerca de su gran objetivo situado en sus máximos históricos (13.640). En caso de no conseguirlo podría buscar puntos para rebotar en 12.900, 12.400 y 11.700.
El petróleo, Argentina o el proteccionismo serán otros ruidos (o realidades) que pondrán a prueba estos soportes ahora vigentes.