Los rebeldes filipinos de Abu Sayyaf amenazan con matar a 200 rehenes

El líder de los integristas, cercados por el ejército, podría haber muerto

Valorar:
Nunca vista
EFE-ZAMBOANGA
El grupo independentista musulmán Abu Sayyaf amenazó ayer con matar a las 200 personas que capturó en un hospital y en una iglesia en el sur de Filipinas, si continúa el cerco militar. Una persona que se identificó como Abu Suleimán y portavoz del grupo terrorista anunció que «ahora tenemos doscientos rehenes más (además de 16 que fueron apresados el 28 de mayo en un hotel turístico) y, si el ejército no para la operación en curso serán ejecutados» e indicó que «formamos parte de un escuadrón suicida de Abu Sayyaf».

Suleimán declaró que los 200 nuevos rehenes fueron tomados en el complejo que forman el hospital José Flores y la iglesia de San Pedro de la localidad de Lamitan, a unos 920 kilómetros al sur de Manila. El grupo integrista Abu Sayyaf quedó ayer cercado por el Ejército, mientras se extendía la confusión acerca de su líder, Khadafi Janjalani, quien, según algunas fuentes, habría muerto. Los miembros del grupo "unos 60 u 80 hombres armados, algunos de ellos heridos" han amenazado con ejecutar a «doscientos» civiles, si los soldados no se retiran.

Sin embargo, la respuesta de la Presidencia de Filipinas ha sido que «las operaciones continuarán hasta que los terroristas sean liquidados o se rindan», en palabras del portavoz presidencial, Rigoberto Tiglao. Además, Tiglao ofreció en nombre del Estado una recompensa de cinco millones de pesos, unos cien mil dólares, por cada «bandido» capturado. Medios de la prensa local informaron de la muerte de Janjalani, pero los militares filipinos se han negado a confirmar el fallecimiento.

Varios centenares de soldados, apoyados por carros blindados, rodean el complejo que forman el hospital José Flores y la iglesia de San Pedro de Lamitan, la segunda urbe en importancia de la isla de Basilan, a 920 kilómetros al sur de Manila. Lo que puede ser la tumba de ese grupo armado, que nació en 1990 con el objetivo de establecer un estado islámico independiente en Basilan, comenzó a perfilarse el domingo pasado, cuando secuestró 20 personas, entre ellos tres estadounidenses, en un hotel turístico.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.