Los resultados finales confirman la mayoría absoluta de la alianza chií en Irak

El bloque chiíta necesita negociar con la lista kurda para nombrar al presidente

| Bagdad |

Valorar:
Nunca vista

Los resultados definitivos de las elecciones del 30 de enero, que ayer dio a conocer la Comisión Electoral, confirman la mayoría absoluta de la Alianza Iraquí Unida, dominada por los chiíes, que logró un 50,9 por cien de los escaños.

La llamada «lista Sistani» por contar con el apoyo del Gran Ayatolá Ali Sistani (máxima autoridad chií) cosechó en total 140 de los 275 escaños de la asamblea, es decir, dos más de la mayoría absoluta.

En segundo lugar se sitúa la «lista kurda» (que agrupa a la Unión Patriótica del Kurdistán, de Yalal Talabani, y el Partido Democrático del Kurdistán, de Masud Barazani), con 75 escaños, mientras que la alianza que encabezaba el primer ministro saliente, Iyad Alaui, logró 40 escaños.

Los demás partidos representados obtienen porcentajes simbólicos, y entre ellos se encuentra la lista «Los iraquíes» del Presidente saliente, el suní Gazi al Yauar, con solo cinco escaños. Tras esta lista viene un total de siete pequeños partidos que se reparten los quince escaños restantes.

Del total de 8,5 millones de votos depositados (58 por cien del electorado), un 48 por cien fue para la AIU, un 26 por cien fue para los kurdos y un 14 por cien para Alaui, pero estos porcentajes se han hecho mayores en el cómputo de escaños al descartarse los votos de pequeños partidos que no logran representación.

Pese a contar con mayoría absoluta, la AIU va a necesitar negociar con algún grupo para consensuar el nombre del próximo presidente y sus dos vicepresidentes, que según la constitución transitoria vigente debe ser aprobado por dos tercios de los diputados.

Luego los tres miembros de la presidencia deben acordar por unanimidad el nombre de un primer ministro -el hombre con verdadero poder ejecutivo- al que encargarán la formación de Gobierno.

Este Gobierno necesitará el apoyo de una mayoría simple de la cámara para ponerse a trabajar en la gestión diaria y, lo más importante, en la redacción de una nueva Constitución que deberá estar lista para el 15 de agosto.

El vicepresidente saliente, Ibrahim Yafari, dijo a la cadena de televisión Al Arabiya que «en los próximos días» podría anunciarse al mismo tiempo el nombre del presidente, los dos vicepresidentes y el primer ministro, teniendo en cuenta las «intensas negociaciones» entre los grupos políticos que ahora tiene lugar en Bagdad.

Por otra parte, un grupo armado iraquí anunció en un vídeo divulgado ayer por una televisión árabe el secuestro de un ciudadano de doble nacionalidad, sueca e iraquí, que en la cinta pide al Papa y a los Reyes de Suecia que medien para su liberación.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.