El Pacte estudiará bajar al 3 por ciento el límite de votos para tener un diputado

La propuesta ha sido formulada por EU, cuenta con el apoyo de EV y PSM, pero PSOE y UM son reticentes

| |

Valorar:
Nunca vista
preload
La propuesta de EU obligaría al Parlament a aprobar una modificación de la Ley Electoral de Balears.

La propuesta de EU obligaría al Parlament a aprobar una modificación de la Ley Electoral de Balears.

Esquerra Unida propondrá a sus socios en el Pacte de Progrés aprobar una modificación de la Ley Electoral de Balears para que bajar del cinco al tres por ciento el porcentaje mínimo de votos para conseguir representación en el Parlament. La propuesta no se ha presentado todavía oficialmente, pero los representantes del partido de izquierdas consideran que este asunto debe decidirse cuanto antes, sin esperar a que falten unos pocos meses para las elecciones autonómicas. Hay que tener en cuenta que la tramitación normal de una ley puede durar seis meses si no se presentan contratiempos.

Los representantes de Esquerra Unida aseguran que esta rebaja del porcentaje mínimo de votos compensaría el agravio que representa para los partidos pequeños la aplicación de la Ley d'Hondt. Esta ley se basa en el sistema de representación proporcional pero lo corrige en beneficio de los partidos mayoritarios. La propuesta de Esquerra Unida ha sido acogida con división de opiniones entre los representantes del Pacte. Para el PSM se trata de una medida positiva que serviría para corregir el «castigo» de Gabriel Cañellas a UM cuando subió al cinco por ciento el límite para tener representación parlamentaria. El representante del PSM, Antoni Alorda, reconoció que la mayoría de las legislaciones electorales marcan un cinco por ciento de votos como mínimo para lograr un diputado. No obstante, también precisó que entienden la reivindicación de EU y la consideran justa.

También el coordinador de Els Verds en Mallorca, Jordi López, se mostró de acuerdo con esta propuesta. López recordó que durante las negociaciones del programa del Pacte se puso sobre la mesa este asunto, pero los partidos no lograron ponerse de acuerdo, por lo que optaron por postponer el debate para el futuro. Els Verds considera que esta rebaja del porcentaje es una condición imprescindible para garantizar el pluralismo. López también opinó que ahora es el momento más oportuno para volver a plantear este debate, y no a seis meses de las elecciones «porque lo que hizo Cañellas fue un poco escandaloso».

Sin embargo, ni el PSOE ni UM están tan receptivos a volver a estudiar este reforma de la Ley Electoral. La presidenta de Unió Mallorquina, Maria Antònia Munar, consideró que en estos momentos «no es oportuno» plantear una nueva reforma de la Ley. Munar recordó que Cañellas trató de perjudicar a UM subiendo del tres al cinco por ciento el mínimo de votos, «pero entonces tampoco nos opusimos, sino que optamos por una abstención». Munar añadió que ya hay un acuerdo de UM que descarta la posibilidad de plantear esta reforma.

Por lo que respecta al PSOE, su secretario de Organización, Damià Cànoves, afirmó que esta propuesta deberá estudiarse en el Pacte y precisó que sólo saldrá adelante si todos los partidos están de acuerdo, tal y como se hace con los asuntos que no están incluidos en el programa. A pesar de que aseguró que el PSOE está dispuesto a escuchar la propuesta de UM, también reconoció que se trata de un asuntos de gran trascendencia que debe ser meditado en profundidad. Reconoció que, en su día, el PP votó en contra porque fue una modificación pensada «como una venganza contra UM» y también añadió que se trata de un asunto que no puede modificarse «cada dos legislaturas».

El acuerdo podría tener importantes consecuencias políticas en la Comunitat
La modificación de la Ley Electoral no es un simple ajuste legal, sino que puede tener consecuencias políticas importantes en las elecciones de 2003. Con el porcentaje actual, el cinco por ciento, y en la hipótesis de una bajada importante de EU-Els Verds, el gran beneficiado sería el PP, ya que la Ley d'Hondt beneficia a los partidos mayoritarios. En esta misma situación, es importante analizar también la particularidad política de Eivissa. A la vista de las difíciles relaciones que mantiene Els Verds con el resto de fuerzas progresistas, es más que probable que la formación ecologista vaya por separado a las elecciones. Si no logra el cinco por ciento mínimo para conseguir un escaño, el beneficiado sería el PP, casi con toda seguridad. En esta hipótesis, el Pacte podría tener problemas para lograr la mayoría absoluta tanto en Mallorca como en Eivissa-Formentera.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.