GESA bate, con 787 megavatios, un nuevo récord de demanda eléctrica

La tormenta provoca averías en varias líneas de la Isla y deja sin suministro a 14.000 usuarios

|

Valorar:
Nunca vista

La compañía energética GESA-ENDESA volvió a superar su récord de potencia eléctrica el pasado miércoles a las 21'02 horas con una punta de 787 megavatios, según informaron fuentes de la corporación. Esta es la séptima vez que la compañía supera durante este verano su registro histórico de demanda toda vez que la punta de demanda anterior, registrada el pasado 8 de agosto, fue de 782 megavatios. Con esta potencia, cantidad de energía suministrada en un momento concreto, la compañia supera en una décima de punto sus previsiones de incremento para este año ya que, en un principio, se esperaba que se alcanzaran los 786 megavatios y se creciera un 6'5 por ciento con respecto al año pasado, cuando el crecimiento ya se sitúa en un 6'6.

El registro máximo del año 2000 se dió el 25 de agosto cuando la compañía dio cobertura a una demanda de 738 megavatios, mientras que el del año 1999, también durante el 25 de agosto, fue de 696 megavatios. Así las cosas, desde la compañia se prevé que ya no se superen más registros durante esta temporada ya que éstos se relacionan a las altas temperaturas y al consiguiente uso de los aparatos de aire acondicionado.

En este sentido las mismas fuentes aseguraron que la demanda energética en Balears ha crecido un 46 por ciento en los últimos cinco años y recordaron que el suministro está garantizado tras la puesta en marcha de tres turbinas de gas en las instalaciones de Son Reus que permite a la compañía ofrecer una potencia de 1.015 megavatios. Este esfuerzo «inversor» de GESA garantiza un margen de reserva del 20 por ciento de cara a aumentos no previstos de la demanda y de temporadas venideras. Sin embargo lo que la compañia energética no pudo prever es lo que ocurrió ayer cuando, debido al aparato eléctrico de una tormenta de verano, se produjeron algunas averías en las líneas de suministro.

De hecho los desperfectos que las descargas produjeron en los aisladores provocaron que las líneas de Campos, Montuiri, Binnisalem, Vilafranca, Son Lanus, Calas de Mallorca y Es Marroig se cortaran afectando a cerca de 14.000 usuarios de la Isla. Los cortes de suministro duraron entre 20 minutos y dos horas según se apuntó desde GESA y, a las 18'00 horas, todos los usuarios ya tenían restablecido el servicios menos el 35 por ciento de los de Montuiri, el 15 por ciento de los de Binnisalem y el cinco por ciento de Vilafranca. Un par de horas más tarde, aseguraron fuentes de la compañía, el servicio ya estaba normalizado.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.