Más de cien drogodelincuentes han sustituido la cárcel por Projecte Home

Las medidas alternativas a la prisión van en aumento gracias a la mayor sensibilización de jueces y fiscales

|

Valorar:
Nunca vista

Más de un centenar de personas que debían cumplir condena en la cárcel de Palma o que ya estaban ingresadas en ella se han visto beneficiadas desde el año 1999 hasta mediados de 2000 de medidas alternativas al encarcelamiento o del tercer grado penitenciario para someterse a un proceso de deshabituación de la droga y reinserción social en Projecte Home. Concretamente, en el último año y medio un total de 60 drogodelincuentes han evitado la cárcel en favor de su ingreso en Projecte Home mientras que otras 15 han conseguido el tercer grado penitenciario. En el año 1998 fueron, en conjunto, quince las personas afectadas y diez en 1999.

Por lo que se refiere a los rechazos de estos beneficios dirigidos a lograr su deshabituación de la droga, y que es considerada por Projecte Home la causa que les llevó a delinquir, hay que señalar que en este último año y medio sólo en tres casos los tribunales negaron su ingreso alternativo en Projecte Home. Donde se dan más rechazos "explicaron ayer Tomeu Català, presidente de Projecte Home; Lino Salas, director de comunicación; y Pau Buades, responsable del área jurídica" es en prisión. Aquí el número de denegaciones, por parte de Instituciones Penitenciarias, del tercer grado a presos para incorporarse a Projecte Home «es más de lo que quisiéramos».

Para Català, estos datos ponen de manifiesto la «sensibilización» de jueces, fiscales y centros penitenciarios en torno a la relación entre droga y delincuencia, y lo «positivo» de la colaboración entre las citadas figuras u organismos y los centros de rehabilitación como Projecte Home. Estos datos fueron dados a conocer ayer con motivo del decimocuarto aniversario de la puesta en marcha de Projecte Home. Al respecto, esta fundación reafirmó su compromiso de la rehabilitación del toxicómano independientemente de si tiene o no sida, ha cometido algún delito, tiene causas pendientes, o está en prisión. «No importa su situación legal sino que quiera salir de este mundo para nosotros tenderle una mano», dijo Català.

En este contexto, Projecte Home tiene muy claro que es la droga lo que lleva a estas personas a delinquir. «Un drogodelincuente que deja la droga no vuelve a delinquir», señala seguro el presidente de Projecte Home y de Proyecto Hombre en España. Un 50% de las personas que pasan por el programa tradicional (heroinómanos) de deshabituación tiene problemas judiciales. En el caso de los cocainómanos se reduce al 3%. Llama la atención, y se ve con preocupación desde la institución, que en el Projecte Jove (pastillas) ya se han detectado niños que con 14 años tienen algún delito en su haber.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.