Consell de Formentera: muchos interrogantes

Valorar:
Nunca vista

El Partido Popular ha presentado una propuesta en el Parlament en la que plantea, de forma sorprendente, la creación del Consell Insular de Formentera. Se trata, sin duda, de una iniciativa con muchos interrogantes y que, seguramente, provocará un amplio debate político en lo que resta de legislatura. Desde el punto de vista político, la creación de un Consell Insular de Formentera parece lógica ya que, como dicen en Mallorca, los ciudadanos deben sentir que el Consell es una institución más cercana, que resuelve mucho mejor sus problemas. Y en la actualidad, muchos de los problemas que tiene Formentera deben resolverse desde Eivissa. El PP argumenta que si la isla de Hierro tiene un cabildo, Formentera también puede tener un consell. Y parece lógico que así sea. Para los ciudadanos de Formentera, la creación de un consell sería una buena noticia y daría a aquella isla una importancia que sin duda se merece.

Sin embargo, la propuesta del PP plantea muchos interrogantes desde el punto de vista institucional. Parece difícil de entender que en la misma isla, con menos de 8.000 habitantes, coincidan un ayuntamiento y un consell. Es como si en un municipio como Sa Pobla tuviesen que convivir un consell y el propio ayuntamiento. Desde luego, se crearía una situación institucional complicada y estaría garantizada la duplicidad de competencias. Pero la creación de la nueva institución también generaría cambios en el actual Consell d'Eivissa y Formentera. El presidente pitiuso ya ha dicho que no está dispuesto a perder ningún diputado. Y si Eivissa consigue un parlamentario más, la Cámara balear contaría con 60 diputados.

La propuesta del PP, de momento, tampoco ha levantado pasiones en el PSOE. Sin el apoyo de los socialistas, el Consell Insular de Formentera no tiene ninguna posibilidad de constituirse. La jugada del PP parece inteligente: si se crea el Consell de Formentera, los populares se colgarían la medalla política. Si el PSOE se opone, los socialistas sufrirían un alto coste político en aquella isla. El debate está perdido.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.