Queja vecinal por la tala de un olmo en el Parc de ses Estacions

El árbol no habría sobrevivido al trasplante previsto

|

Valorar:
Nunca vista

Vecinos que viven en las proximidades del Parc de ses Estacions se quejaron ayer del hecho de que uno de los árboles de dicho parque, en concreto un olmo, hubiese sido partido por una máquina excavadora hasta quedar reducido a troncos de mediano tamaño. Dichos vecinos recordaron que había un compromiso por parte del Ajuntament de Palma y del Govern de que los árboles podados durante el proceso de desmantelamiento del parque serían retirados o bien al vivero municipal o bien a Son Reus.

Fuentes de la Conselleria d'Obres Públiques, Habitatge i Transports del Govern balear indicaron ayer que dicho árbol había sido partido porque los técnicos que llevan a cabo la retirada de todo el arbolado de ses Estacions consideraban que no habría sobrevivido al trasplante previsto y habría muerto.

El desmantelamiento del parque, iniciado a principios de febrero, acabará este mes. La reforma de ses Estacions se enmarca en el proyecto de soterramiento de las vías del tren desde la Plaça d'Espanya hasta la Vía de Cintura, que también prevé la construcción de una estación intermodal debajo del parque y la creación de cuatro carriles de circulación en el centro de la calle Jacint Verdaguer.

Precisamente, la alcaldesa de Palma, la popular Catalina Cirer, y el edil de Trànsit i Transports de Cort, el popular Àlvaro Gijón, se reunirán el próximo 23 de febrero con las asociaciones vecinales de las barriadas que son atravesadas por la calle Jacint Verdaguer.

Los vecinos de Son Oliva, Son Costa, Son Fortesa, Els Hostalets y El Capitol solicitaron mantener la reunión con Cirer el pasado mes de enero. Todos ellos se oponen a las actuaciones viarias previstas en Jacint Verdaguer y reclaman la creación del Parc de ses Vies, que comunicaría ses Estacions con el Parc de Son Costa.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.