El día después

La Delegación del Gobierno quiere corregir las deficientes infraestructuras electorales

Socías convocará a los responsables municipales de Balears para analizar la situación

Valorar:
Nunca vista

J.C.P.
Delegación del Gobierno quiere corregir las deficiencias en las infraestructuras electorales de las Balears que se manifestaron a raíz de la gélida jornada de referéndum europeo del domingo pasado. Por este motivo, el representante del Estado en las Islas, Ramon Socías, convocará a los responsables municipales para repasar el catálogo de locales públicos y estudiar una solución a los problemas detectados. Mantas, estufas y bebidas calientes para combatir el frío. Esta será la imagen que permanecerá en la mente de los miembros de las mesas electorales que «sufrieron» la jornada de consulta popular sobre la Constitución europea más fría de la historia. «No podemos permitirnos que la fiesta de la democracia se vea turbada por situaciones que rozan el absurdo», manifestaron ayer fuentes oficiales de Delegación del Gobierno.

Si es bien cierto que la mayoría de referéndums y contiendas electorales nunca no se habían celebrado en invierno, muchas voces se alzaron en contra de las administraciones por la falta de previsión con la que actuaron ante la ola de frio polar. Sin embargo, «la responsabilidad es de los ayuntamientos, ellos tienen la competencia ejecutiva de escoger y dotar los locales donde se ubican los colegios electorales. Por eso, apelamos al diálogo y no al reproche como solución a este problema», manifestó la mencionada fuente.

Con unos seiscientos colegios electorales, el Ayuntamiento de Palma capitalizó anteayer la mayoría de críticas de los miembros de las mesas. La concejala de Infraestructuras, Catalina Terrassa, atribuyó las deficiencias denunciadas a que, en algunos casos, «no pudieron contactar con los resposables de mantenimiento de los centros para poner en marcha la calefacción». A pesar de eso, Terrassa explicó que Cort distribuyó una veintena de estufas suplementarias «en aquellos colegios que nos lo pidieron». La teniente de alcalde negó, por lo tanto, las acusaciones por falta de previsión, ya que «atendimos todas las llamadas y los servicios de mantenimiento del Ayuntamiento de Palma hicieron todo aquello que fue posible».

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.