El día después

Más votos que en las europeas

Valorar:
Nunca vista

Excelente resultado del 'no'
Si se comparan los 35.940 votos que logró el 'no' el domingo con los 22.491 votos que obtuvieron conjuntamente en las pasadas elecciones europeas los partidos políticos que defendían esta opción, el resultado del voto negativo a la Constitución europea fue todo un éxito. Es más: bajó la participación, pero los partidos del 'no' cosecharon 13.000 votos más que hace un año. Dadas las posturas mantenidas por algunos sectores del PP, lo más normal es pensar que esos 13.000 votos llegaron al 'no' prestados de otras opciones.

Más abstención en las filas del 'sí'
Los partidos del 'sí' lograron casi 230.000 votos en junio pasado; el domingo obtuvieron 173.562 votos. Es decir, perdieron un 24 por ciento de los votos. La abstención castigó a todas las posturas pero, especialmente, a las que se suponían favorables al Tratado. Con menos abstención, es muy probable que el porcentaje de apoyos a la Constitución habría aumentado.

El aumento del voto en blanco
Junto con la abstención y la amplia mayoría del 'sí', el voto en blanco se convirtió en el tercer gran protagonista de la jornada. Un total de 14.201 personas, el 6,34 por ciento del total, se tomaron la molestia de acercarse hasta las urnas para dejar un voto en blanco. Si hay que interpretarlo de alguna manera, ese voto en blanco hay que encajarlo en un porcentaje del electorado que, sin estar de acuerdo con la postura oficial de su partido, no se atrevió a votar en contra de la formación política a la que siguió siendo fiel. Por aquí se colaron tanto militantes del PP como del PSOE. Con un seis por ciento de los votos, los votantes en blanco tendrían como mínimo un escaño en el Parlament.

La deslegitimación de los resultados
Tanto desde la izquierda balear como desde posiciones muy claras de derechas han comenzado a oírse voces que deslegitiman el resultado del referéndum basándose en la elevada abstención: un 66,73 por ciento del total. Sin embargo, no se oyeron estos reparos cuando, hace poco más de ocho meses, los ciudadanos de Balears votaron a sus representantes en el Parlamento Europeo con una abstención del 62,1 por ciento. Si el resultado de este referéndum queda en entredicho, también debió haber quedado en entredicho el de las pasadas elecciones europeas.

El hecho diferencial
Ceuta, Melilla, Balears y Canarias fueron, por este orden, las comunidades autónomas en las que se dio un mayor porcentaje de abstención. La lejanía con la Península parece marcar un hecho diferencial propio que consiste en mantener unas posiciones más bien distantes con la política de la España oficial.

Nekane Domblás

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.