El objetivo está expuesto

Alumnos de fotografía de la Escuela Superior de Disseny muestran sus obras en la Fundació Trobada de Manacor

Valorar:
Visto una vez
Los alumnos de 2º del ciclo de Fotografía de la Escola Superior de Disseny de Palma exponen sus obras en la Fundación Trobada de Manacor gracias a la oportunidad que les ofrece este organismo. La fundación, ubicada en la calle Passeig Ferrocarril de Manacor, acoge 44 fotografías realizadas por 11 estudiantes. Cada alumno ha realizado cuatro imágenes de distinta temática que van desde el desnudo, pasando por fotografías históricas y paisajes, hasta bodegones. Los autores de estas bellas imágenes son Diego Martín, Soledad Guerrero, Margalida Crespí, Vanesa Alves, Albert Lerycke, Joan Toni Ramón, Bea Menéndez, Joana Maria Barrera, Lorena Bosch, Laura Ribot y Margalida Carrió, y el tutor del ciclo es el fotógrafo Andreu Negre, quien señala que todas las imágenes son diferentes entre sí, debido «a que son once alumnos muy diversos entre sí y esto se refleja en su trabajo». Por su parte, Irene Mestre i Massot, directora de la Escola Superior de Disseny, en el folleto informativo dice de la muestra que «la interpretación personal de la luz hace que puedan surgir imágenes llenas de sueños, y aunque la luz sea diferente, el sueño es el mismo».

El mérito de estos jóvenes es enorme porque realizan todo el proceso fotográfico, desde la toma de la imagen hasta el revelado, pasando por el montaje de la misma. La exposición se inauguró el pasado sábado y permanecerá hasta el 3 de marzo. La inauguración estuvo amenizada por el dúo de violinistas formado por el libanés Bassam Shuhaibar y el colombiano Luis Alfonso.

Tal y como explica Irene Mestre, una exposición de estas características «cuando todavía se es estudiante es casi imposible, si no fuera gracias a iniciativas como la de la Fundació Trobada». Esta fundación permite año tras año que estos jóvenes expongan sus obras y facilita así que se den a conocer artísticamente para labrarse un futuro profesional. La exposición merece ser visitada porque combina el espíritu de la fotografía con los gustos y sueños de estos jóvenes fotógrafos y futuro profesionales. Todas las imágenes presentan una gran belleza artística que sugieren distintas ideas dependiendo del punto de vista del espectador. Todas ellas son un ejemplo de la subjetividad propio del mundo de la fotografía y extensible a todo el arte en general.

Samantha Coquillat

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.