Cort se replanteará el derribo de los Pullman si es rechazado por los vecinos de Cala Major

La oposición y las entidades vecinales ya no podrán acudir a los consejos de administración de los organismos municipales

|

Valorar:
Visto una vez

El teniente de alcalde d'Urbanisme del Ajuntament de Palma, el popular Javier Rodrigo de Santos, señaló ayer que el Consistorio se replantearía la demolición de los edificios de apartamentos Pullman, Panam's, Randa y Deià en caso de que la mayoría de vecinos de la barriada en donde se ubican se opusiera a esta actuación, prevista en el Pla Especial de Reforma Interior (PERI) de Cala Major y Sant Agustí.

Cabe recordar que el 1 de diciembre del pasado año, Cort aprobó, de manera inicial, dicho PERI, que también prevé, entre otras actuaciones, la reconversión de 17 de los 20 hoteles de la zona en viviendas o la disminución de las alturas permitidas para los futuros edificios. Asimismo, está previsto un vial en la calle Isabel Rosselló, en la zona de la finca de Can Tàpera, en Sant Agustí.

Rodrigo de Santos recordó ayer que el PERI de Cala Major habla, genéricamente, de la necesidad de rehabilitar los edificios de la zona, «lo que significa que éstos podrían ser, o bien demolidos, o bien reformados», dijo.

Precisamente, el pleno celebrado ayer en el Consistorio aprobó, por unanimidad, una propuesta presentada por EU-EV, en la que se pedía que Cort ejecute el citado PERI «respetando los intereses de los vecinos afectados por sus unidades de ejecución» y arbitrando las medidas necesarias para que no se incremente el déficit de viviendas en la capital balear.

Previamente, uno de los portavoces de las familias afectadas por la previsible expropiación de los Pullman y del resto de edificios citados, Miguel Àngel Jiménez, intervino en el pleno criticando al equipo de gobierno de Cort, que preside la popular Catalina Cirer, al considerar que éste había creado «una alarma innecesaria y un choque emocional al anunciar el PERI» a los vecinos afectados. Asimismo, negó que haya degradación o delincuencia en los edificios en donde viven.

Hasta ahora, han presentado alegaciones a este PERI las casi 750 familias que viven en los edificios que serán expropiados, la oposición en Cort, trabajadores de Sa Nostra, el GOB y la Federació d'Associacions de Veïns.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.