La mallorquina Purificación Ródenas declara hoy ante Garzón

La presunta colaboradora del «comando Barcelona» podría haber facilitado infraestructura a los etarras

| Madrid |

Valorar:
Nunca vista
preload

Fuentes de la lucha antiterrorista indicaron tras su detención que la joven mallorquina podría haber facilitado infraestructura a los miembros del «comando Barcelona» o «Gorbea», aunque se desconoce si fue la mujer que ofreció cobertura a Fernando García Jodrá en su huida a Francia tras la detención de Lierni Armendáriz y José Ignacio Cruchaga el pasado mes de enero. Ródenas, de 32 años de edad y natural de Palma de Mallorca, fue detenida el pasado lunes en el barrio del Guinardó de Barcelona. Tras la detención, la Guardia Civil registró su domicilio, en el que los agentes intervinieron diversa documentación.

Igualmente, el juez Garzón dictó ayer orden de busca y captura contra Marina Bernardó Bonada, que se encuentra en paradero desconocido, y de la que dice que fue captada por García Jodrá en año 2000 como colaboradora del «comando». Según Garzón, Marina Bernardó alojó en su domicilio, en la calle Bailén de Barcelona, durante 20 días, a García Jodrá, hasta la llegada de los otros dos miembros del grupo, López de Ocariz y Bengoa.

En Palma, miembros de L'Ateneu Llibertari-Estel Negre, que representa a la Confederación Nacional de Trabajadores (CNT), aseguraron desconocer a Purificación Ródenas, pese a que conocidos de la joven mallorquina aseguraron que frecuentaba ambientes anarquistas y en favor del movimiento okupa.

Mientras familiares cercanos a la joven expresaban su disgusto por la detención, compañeros de estudio explicaban que «Puri» "como se la conocía en la barriada palmesana de Foners" finalizó sus estudios en el Instituto Antoni Maura y recordaban su afición al teatro y su ideología revolucionaria, aunque pacifista. En este sentido destacaron que habían coincidido con ella en manifestaciones y actos de protesta.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.