El lehendakari defenderá en solitario el Plan Ibarretxe esta tarde en el Congreso

El presidente vasco denuncia que será el único que no tendrá derecho a réplica a raíz de un pacto PSOE-PP

| Madrid |

Valorar:
Nunca vista
preload
Ibarretxe y el presidente del Parlamento vasco, Juan María Atutxa, dialogan tras la votación de ayer.

Ibarretxe y el presidente del Parlamento vasco, Juan María Atutxa, dialogan tras la votación de ayer.

El lehendakari Juan José Ibarretxe defenderá esta tarde ante el pleno del Congreso el proyecto de nuevo Estatuto para Euskadi en un debate, que se prevé maratoniano, en el que tendrá la réplica del presidente del Gobierno y del presidente del PP y que concluirá con el anunciado rechazo del texto. Ibarretxe, primer presidente autonómico que ocupará la tribuna del Congreso, será el único integrante de la delegación del Parlamento de Vitoria y dispondrá de media hora para tratar de convencer a una mayoría suficiente de diputados de que apoyen la toma en consideración del proyecto para poder debatirlo en profundidad.

Ibarretxe abrirá el debate a las cuatro de la tarde y dispondrá de treinta minutos para la que será su única intervención, ya que, concluida ésta, el presidente del Congreso, Manuel Marín, le dará la opción de seguir el resto del debate desde la tribuna de invitados o en otra dependencia del Congreso, a través del circuito cerrado de televisión. El lehendakari será recibido por el presidente del Congreso en el vestíbulo de Isabel II donde aguardará el comienzo del pleno.

Tras la intervención del lehendakari, y ya con éste fuera del hemiciclo, tomará la palabra el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, también por un tiempo máximo de treinta minutos. Del mismo tiempo dispondrán los portavoces del resto de los grupos, que subirán a la tribuna por orden de mayor o menor representación comenzando por el presidente del PP, Mariano Rajoy, y quedando en último lugar el grupo mayoritario, el PSOE. El presidente del Congreso ha adelantado su disposición a conceder un segundo turno de diez minutos a Zapatero y a cada portavoz y no descarta incluso la posibilidad de una tercera intervención.

De acuerdo con la propuesta de Marín, el único que no podrá volver a intervenir, una vez haya hecho su exposición inicial, será Ibarretxe, quien deberá asistir desde la tribuna o por televisión al debate entre el Gobierno y los grupos parlamentarios sobre su propuesta. Esta previsión de ordenación del debate ha provocado ya las protestas del Gobierno vasco, que se ha quejado en un comunicado de que se relegue al lehendakari, tras su intervención inicial, al papel de «mero invitado».

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.