Detenidos en Valencia dos etarras que planeaban un atentado antes del referéndum

Se les intervino una bomba lapa, abundante documentación sobre políticos y empresarios y material explosivo

| Valencia |

Valorar:
Nunca vista
preload
Varios policías trasladaron a Sara Majarenas al hostal Tartessos, donde los dos detenidos pasaron la noche.<br>

Varios policías trasladaron a Sara Majarenas al hostal Tartessos, donde los dos detenidos pasaron la noche.

La policía detuvo ayer en Valencia a dos personas como supuestas integrantes de un comando operativo de ETA, a quienes se les intervino abundante documentación sobre posibles objetivos, una bomba-lapa y material explosivo para cometer un atentado en los días previos al referéndum sobre la Constitución Europea. El fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, vinculó la operación policial con las últimas detenciones en el País Vasco y con la carta interceptada al dirigente etarra Garikoitz Aspiazu, «Txeroki», en la que instaba a cometer atentados mortales de forma inmediata.

Fuentes del Ministerio del Interior confirmaron que los detenidos son Mikel Orbegozo y Sara Majarenas, nacidos en San Sebastián en 1969 y 1980, respectivamente, y miembros «liberados» (fichados) de ETA.

Ambos disponían de información sobre «numerosos objetivos» como empresarios, políticos o miembros de las fuerzas de seguridad de Valencia y otras partes de España, añadieron las mismas fuentes. Los dos detenidos tenían una comisaría de policía entre sus «objetivos prioritarios» para cometer un atentado, informaron fuentes de la lucha antiterrorista.

Las fuentes dijeron que entre la documentación incautada a los arrestados había una «lista inmensa de nombres», entre ellos el de la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, pero descartaron que fuera un objetivo prioritario.

El operativo policial comenzó en torno a las 8.30 horas en la calle de la Linterna, situada a unos cien metros del Ayuntamiento de Valencia, con la identificación, persecución y posterior detención de Mikel Orbegozo.

Minutos después fue detenida Sara Majarenas en una habitación del hostal Tartessos, situado en el pasaje de la calle de la Sangre, que recae en uno de los laterales del edificio consistorial. A ambos se les intervinieron sendas pistolas en el momento de la detención.

En la habitación fue encontrada una bomba-lapa, que al parecer pretendían utilizar en un atentado antes del referéndum del domingo, junto a un paquete con un circuito homologado para montarla, además de veinticinco cartuchos de cien gramos de titadyne, 350 gramos de dinamita, cuatro detonadores y cordón detonante.

Según el concejal de Seguridad Ciudadana, Miquel Domínguez, Mikel Orbegozo llevaba consigo en el momento de su detención una riñonera con abundante documentación, entre la que figuraba un carné acreditativo de un medio de comunicación.

La calle de la Sangre estuvo cortada al tráfico durante casi cuatro horas, mientras que los comercios de esta vía fueron desalojados desde el comienzo de la operación policial y las puertas del Ayuntamiento que recaen sobre la zona permanecieron cerradas hasta poco después del mediodía.

El ministro del Interior, José Antonio Alonso, confirmó en Rabat ambas detenciones, así como la incautación de explosivos y documentación en el transcurso de «una buena operación en el marco de la lucha contra la banda terrorista ETA».

El presidente de la Generalitat, Francisco Camps, visitó el lugar de los hechos y felicitó el trabajo desarrollado por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado contra los «asesinos» y las «bestias bárbaras», y la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, agradeció la labor desarrollada y mostró su rechazo a ETA.

Los dos detenidos está previsto que pasen a disposición de la Audiencia Nacional a partir del próximo domingo, según el protocolo judicial que se sigue en estos casos.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.