La comisión del 11-M intentará elaborar una declaración consensuada sobre seguridad

El PP dice que será muy difícil porque «sólo busca criminalizar al Gobierno Aznar»

| Madrid |

Valorar:
Nunca vista

La comisión parlamentaria que investiga los atentados del 11-M intentará emitir una declaración consensuada sobre seguridad y atención a las víctimas para el aniversario de la masacre de Madrid. Ese es el acuerdo que se adoptó en la reunión de ayer, en la que se mantuvieron los plazos para las conclusiones, y se retomaron los trabajos después de dos meses.

El portavoz parlamentario del PP, Eduardo Zaplana, aseguró que será muy difícil llegar a un acuerdo porque entiende que la comisión sólo busca criminalizar al Gobierno que presidió José María Aznar por su actuación en aquellos días.

El presidente de la comisión, Paulino Rivero, ofreció a los medios los detalles de la reunión celebrada ayer en el Congreso. El principal acuerdo es el de intentar elaborar una resolución consensuada que coincida con el primer aniversario de los atentados. Rivero entiende que es razonable que este órgano aproveche esa fecha para aprobar una declaración orientada a los afectados y que recoja «el compromiso de todos los partidos con representación democrática de hacer un frente para luchar contra el terrorismo».

Todos los partidos se han mostrado dispuestas a trabajar por este objetivo, pero Rivero precisó que el acuerdo alcanzado no supone un compromiso de alcanzarlo. Mañana, en la nueva reunión que mantendrá la comisión, se decidirá el calendario de trabajos para alcanzar esta resolución consensuada. El texto, en cualquier caso, se limitará a reseñar una serie de recomendaciones para el futuro, evitando «interpretaciones partidistas» que puedan poner en peligro el acuerdo.

El principal escollo que los partidos encontrarán a la hora de pactar las conclusiones es la diversidad de interpretaciones de los dos partidos mayoritarios. El portavoz del PP en el Congreso, Eduardo Zaplana, aseguró que «va a ser muy difícil por no decir imposible» un acuerdo sobre esas conclusiones. «El PSOE es prisionero de su propia estrategia, una estrategia que diseñó el 12 de marzo y de la que no se puede escapar», dijo, convencido de que se pretende criminalizar al Gobierno de Aznar.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.