Manacor

La agricultura ecológica abarca una superficie de casi 13.000 hectáreas

La Conselleria d'Agricultura y el Consell Regulador firmaron un convenio para fomentar este tipo de producción

|

Valorar:
Visto una vez

Casi 13.000 hectáreas, esta es la superficie total que en las Islas abarca la agricultura ecológica. Una alternativa a la producción agrícola convencional que en los últimos años ha ido ganando terreno y que hoy en día moviliza ya a un importante colectivo de jóvenes agricultores y también ganaderos. De las 550 hectáreas de explotación agrícola ecológica que en el año 2002 recibían subvención directa del Govern, en el año 2004 se ha pasado a las 5.500 hectáreas. Un crecimiento más que significativo. En una apuesta firme de la agricultura ecológica, ayer la consellera de Agricultura, Margalida Moner, y el presidente del Consell regulador de la Agricultura ecológica, Andreu Oliver, firmaron un convenio por un importe de 120.000 euros encaminado a impulsar esta alternativa de la agricultura.

A través del convenio de colaboración firmado ayer en Son Fangos de Manacor, finca pionera en agricultura ecológica propiedad del payés Biel Oliver, el consell regulador se compromete a orientar y formar productores, asesorar planos de reconversión, realizar campañas de difusión de la agricultura ecológica y realizar estudios de técnicas de producción. Esta iniciativa se enmarca en el interés del Govern para diversificar la producción agrícola de calidad a la vez que respetuosa con el medio ambiente.

El presidente del Consell Regulador, Andreu Oliver, puso ayer la nota reivindicativa. «El aumento de los agricultores ecológicos que ha pasado de los 277 a los 422 se ha de traducir en un incremento de los distribuidores y de las vías de comercialización de estos productos. El producto ecológico se ha de poder comprar en cualquier tienda y no sólo en las especializadas». Por su parte, el agricultor, Biel Oliver también aprovechó para hacer su reivindicación particular y dijo que las ayudas y el reconocimiento entorno a la ecología aún «son insuficientes. La realidad es mucho más dura».

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.