Binissalem

La hospitalización de tres vecinos de Binissalem hace temer que sus pozos estén contaminados

Más de treinta afectados, algunos con molestias estomacales, solicitan a las autoridades que analicen urgentemente el agua de la zona

|

Valorar:
Visto una vez
preload
Una treintena de vecinos residentes en las zonas de Son Agulló y Argela, en Binissalem, denuncian la contaminación de sus pozos.

Una treintena de vecinos residentes en las zonas de Son Agulló y Argela, en Binissalem, denuncian la contaminación de sus pozos.

En la zona de Son Agulló y Argela de Binissalem se han producido varios casos de personas que han tenido problemas digestivos, tres de las cuales han sido ingresadas, y se teme que la causa de dichos problemas de estómago sea la contaminación de las aguas. Una treintena de vecinos que viven en esas áreas piden al Ajuntament que investigue la contaminació de los pozos que hay en la zona. Este grupo de vecinos, respaldado por la agrupación ecologista Gadma, supone que las lagunas de Can Figuera, que son las que recogen las aguas sobrantes de la depuradora, han contaminado sus acuíferos. Ante esta incertidumbre pedirán al Ajuntament de Binissalem que realice «unos completos análisis de agua» para aclarar definitivamente esta situación que les preocupa.

La vecina Margalida Simonet ha acudido al médico por una serie de problemas digestivos: «No me encuentro bien y el médico me quiere hacer una analítica para detectar si tengo metales, el médico me ha dicho que tal vez estas molestias se deben a los metales que hay en el agua que he bebido». Según detalló el portavoz de los ecologistas de Gadma, Bernat Fiol, en la zona ha habido tres vecinos afectados directamente por el agua, que han estado ingresados en la clínica. Así el vecino Antoni Torrens comentó que «una conocida ha tenido una infección y resulta que han encontrado aguas fecales en el agua de su pozo. En mi casa, el agua también está contaminada pero no hemos tenido ningún problema digestivo hasta ahora».

En este sentido, el portavoz de los ecologistas, Bernat Fiol, explicó que «tememos que las lagunas de Can Figuera estén contaminadas de metales pesados y los filtren al agua», «Una vez se hayan realizado los análisis se podrá determinar quién es el responsable», añadió. Por otra parte, los vecinos de la zona reclaman que se mejore el tratamiento terciario del agua sobrante de la depuradora que se arroja a las lagunas de Can Figuera. Según explica Bernat Fiol, hace unos dos años que el Seprona hizo una analítica de estas aguas y prohibió utilizarlas para el riego de plantas porque resultó estar contaminada. El alcalde de Binissalem, Miquel Nadal (PSOE), confirmó ayer que se ha detectado contaminación en los pozos de Son Agulló y Argela e informó de que próximamente se reunirá con los vecinos afectados por la contaminación de los pozos y se pondrá además en contacto con la Conselleria de Medi Ambient del Govern balear para aclarar todas las preocupaciones de los afectados. Si es necesario se realizarán los análisis de las aguas que las autoridades consideren oportunos, hasta determinar cuál es el origen de la contaminación.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.