Más de 40 puntos de venta de droga se reparten por Manacor

Desde que se cerraron las casas del Ibavi, el mapa del narcotráfico se ha extendido por la ciudad, un posible preludio de lo que puede ocurrir con Son Banya

|

Valorar:
Nunca vista
preload

El mapa del narcotráfico en Manacor ha ido variando y creciendo con el devenir de los años. Históricamente los primeros puntos de venta conocidos en la localidad se establecieron en la antigua calle D, hará una veintena de años, y se reducían a la venta casi exclusiva de hachís. En la actualidad, las direcciones del narcotráfico han aumentado de manera escandalosa, dándose incluso la curiosa circunstancia de que uno de ellos está no muy lejos del edificio de los Juzgados. En la lista que se aporta en esta página aparecen 28 puntos en la ciudad de Manacor. Hay que aclarar que en algunos de ellos no se vende en la propia casa y se sigue el procedimiento de un contacto telefónico previo, para después hacer el 'pase' en un lugar que se concreta y donde se desplazan vendedor y cliente en coche. La gran mayoría de los 28 puntos que están en Manacor son conocidos desde hace años. Lo único que varía en los mismos son los moradores en base a que ingresen en prisión integrantes del clan familiar.

Entre los citados inicios de la venta en la antigua calle D (hoy Cirerer) y la actualidad se ha dado un proceso que, cuando menos, tiene que ser analizado en profundidad, puesto que puede ser el antecedente de lo que quizá ocurriría en Palma con el desmantelamiento de Son Banya. Cuando hace unos doce años se produjo la 'torrentada' en Manacor fueron muchas las familias que aprovecharon la circunstancia para ocupar unas viviendas del Ibavi junto a la barriada de es Serralt. Con el tiempo el lugar se convirtió en el principal, por no decir casi único, foco de venta de droga en Manacor.

En enero de 1992 el Cuerpo Nacional de Policía, Policía Local y Guardia Civil llevaron a cabo la primera gran operación con varios detenidos por narcotráfico. A partir de ahí, las actuaciones policiales se fueron sucediendo y en enero de 1994 se ordenó el desalojo de las viviendas. Los que vivían y se enriquecían con el narcotráfico buscaron otros alojamientos en la ciudad, y el resultado ha sido el de la expansión de los puntos de venta por diferentes lugares del casco urbano. Son también de destacar los once puntos conocidos en Porto Cristo, además de la venta ambulante y otros que no figuran en el mapa que se publica en esta página, y de otros puntos dispersos en zonas del término de Manacor.

¿El preludio de lo que puede ocurrir si se desmantela Son Banya?
Lo ocurrido con el cierre de las viviendas del Ibavi y la posterior expansión de los puntos de venta de droga por la ciudad puede ser un preludio de lo que quizá ocurra con los narcotraficantes de Son Banya. Del centenar de familias que en la actualidad viven en el poblado gitano de Palma sólo una treintena no toca la droga. El resto se enriquece con el narcotráfico.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.