El ex alcalde de Formentera muere tras un mes en coma por supuestos malos tratos

Una hemorragia cerebral acabó ayer con la vida de Bartomeu Ferrer Marí, de 60 años de edad

Valorar:
Nunca vista

J.M.A/J.J.M./G.R.
El ex alcalde de Formentera Bartomeu Ferrer Marí falleció ayer a mediodía después de permanecer hospitalizado un mes en estado de coma a consecuencia, presuntamente, de las heridas que le provocó, durante una discusión, su ex pareja de hecho. Bartomeu Ferrer tenía 60 años. Fue hospitalizado el pasado 10 de enero en la Policlínica Nuestra Señora del Rosario, desde donde ayer informaron que el ex alcalde falleció a causa de complicaciones cerebrales. Ferrer Marí padecía edema e isquemia cerebral que han derivado en una hemorragia que ayer le causó la muerte. Ayer, la familia del ex alcalde no quiso hacer ningún comentario acerca de si tiene intención o no de acusar de homicidio a la ex compañera de Ferrer Marí, una acusación que la Fiscalía podría formular de oficio.

La presunta agresora está imputada por un delito de malos tratos en el ámbito familiar y permanece en libertad a la espera de juicio por decisión del juez de guardia. Los hechos que llevaron a Ferrer Marí al hospital se produjeron el pasado día 8 de enero en una vivienda del barrio de Can Misses de la ciudad de Eivissa, un apartamento prestado por un amigo a Ferrer Marí.

Si embargo, el ex alcalde no fue hospitalizado hasta 48 horas después, cuando comenzó a sentirse mal. La imputada, cuyas iniciales son M.R.P., de 48 años de edad, reconoció ante el juez de guardia en su declaración que golpeó a Ferrer Marí con la mano y un teléfono móvil y añadió que el ex alcalde también se golpeó en la cabeza con la taza del váter y el marco de una puerta. Está previsto que el amigo de Ferrer Marí que prestó la vivienda en la que se produjo la agresión declare como testigo el próximo día 22.

Supuestamente, Ferrer Marí explicó a este amigo algunos detalles de los hechos ocurridos el 8 de enero y le dijo que no tenía intención de denunciarlos. Por su parte, una hija del ex alcalde de Formentera, ha anunciado que tiene intención de presentar en el juicio pruebas fotográficas en las que se ve el estado en el que quedó tras una discusión la casa de Formentera en la que convivían Ferrer Marí y la imputada.

El ex alcalde de Formentera y su ex pareja de hecho tienen en común una hija de 10 años, cuya custodia perdió temporalmente la acusada por decisión judicial en beneficio de la hija de Ferrer Marí y su ex esposa.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.