Una multitudinaria pelea en un partido de fútbol en Alcúdia acaba en los juzgados

El fiscal pide penas de prisión para uno de los aficionados y multas para otros seis

|

Valorar:
Nunca vista

La pasión desbordada de los hinchas del fútbol y una decisión polémica del árbitro son ingredientes de un cóctel que a menudo resulta explosivo. Eso es lo que pasó el pasado 24 de febrero de 2002 durante el partido de fútbol de regional preferente que se celebraba en el Campo Municipal de Alcúdia entre el equipo local y el Algaida. En un lance del partido, uno de los jugadores del Club Alcúdia cometió una falta sobre un jugador rival que fue señalada por el árbitro. Al parecer, esa circunstancia del juego fue el detonante de una enorme pelea que ha acabado en un juzgado de lo penal de Palma y en el que el fiscal imputa a siete aficionados un delito consumado de lesiones y otras 11 faltas de lesiones.

El principal acusado por los hechos es D.A.J., de 29 años de edad, para quien el fiscal pide un año y nueve meses de cárcel además de 600 euros de multa. Entre las acusaciones más graves imputadas a este aficionado figura un fuerte golpe en la mejilla propinado a otro hincha, al que provocó una doble perforación de tímpano que requirió tratamiento médico y quirúrgico y del que la víctima tardó más de dos meses en reponerse.

Además de ésta, los inculpados se produjeron a lo largo de la pelea un largo listado de lesiones entre las que figuran contusiones en las costillas, arañazos, policontusiones, roturas de labios, laceraciones en la cara y distensiones de ligamentos, entre otras. Para el resto de acusados, el fiscal pide 300 euros de multa por cada una de las 10 faltas de lesiones.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.