Desolación entre los vecinos de Palmanova y Es Capdellà

Los agentes de seguridad acordonaron la zona para evitar las miradas de los curiosos

Valorar:
Nunca vista

MICHELS/E. LÓPEZ/P.ROSSELLÓ
La noticia de la muerte de la pequeña Estefanía conmocionó ayer no sólo a los vecinos de Palmanova, donde actualmente reside la familia, sino a los habitantes de la localidad de Es Capdellà, en Calvià, donde el matrimonio y su hija habían estado viviendo hasta hacía pocos meses y del que es originario el padre de la menor, Pedro. Los abuelos paternos de la fallecida son muy conocidos en esta localidad, puesto que el abuelo de Estefanía regenta el horno de Can Bujosa de Es Capdellà.

El matrimonio reside actualmente en un piso de la misma calle Pere Miquel Marqués donde ocurrieron los hechos, y de hecho el padre trabajaba desde hacía poco tiempo en los talleres Mascaró, cuyos empleados fueron los primeros en acudir a sofocar las llamas con varios extintores.

La noticia de la muerte de la niña conmocionó también a todos los agentes y miembros de equipos de seguridad y asistencias que acudieron al lugar. Al cabo de un rato, cuando bomberos y Policía Judicial intentaban descubrir las causas del incendio, podían verse caras de abatimiento y desolación entre los propios investigadores.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.