Juicio en Palma a cinco miembros de la 'camorra' napolitana por narcotráfico

Fueron arrestados en Eivissa en julio de 2003 con 235.000 pastillas, enterradas en el jardín de un chalet

|

Valorar:
Nunca vista
preload
La policía extremó las medidas de seguridad en el juicio celebrado ayer y los agentes acudieron fuertemente armados. Foto: EMILIO LÓPEZ VERDÚ

La policía extremó las medidas de seguridad en el juicio celebrado ayer y los agentes acudieron fuertemente armados. Foto: EMILIO LÓPEZ VERDÚ

Con un gran despliegue de seguridad, ayer se celebró en la Audiencia Provincial de Palma el juicio contra los cinco jóvenes italianos que fueron detenidos en Eivissa en julio de 2003 en posesión del mayor alijo de éxtasis incautado en Balears: 235.000 pastillas, valoradas en 2,4 millones de euros. Los detenidos llegaron en dos coches patrulla y escoltados por una decena de agentes fuertemente armados, que se apostaron tanto a las puertas del calabozo como a la entrada de la Audiencia Provincial.

Los cinco jóvenes detenidos proceden de Nápoles y la investigación policial les relaciona directamente con la «camorra», el grupo mafioso radicado en la zona de Nápoles. De hecho, su detención se produjo en el transcurso de la denominada operación «Salamandra», iniciada para investigar el asentamiento de grupos criminales organizados en Eivissa. Según indicó ayer el instructor del caso, las investigaciones les llevaron a sospechar de uno de los acusados, Salvatore D., quien había participado en la apertura de dos negocios en el Port d'Eivissa. A partir de entonces, comenzó un seguimiento que fue «muy complicado» debido a las propias medidas de seguridad que éste tomaba. Los agentes descubrieron que Salvatore D. tenía alquilada la finca de «Can Cellaras», ubicada en una zona de muy difícil acceso.

La policía decidió entonces establecer el dispositivo de vigilancia desde un monte cercano, observando que durante varias noches se producía un extraño trasiego en el jardín de la finca, del que provenían sonidos «metálicos». Al cabo de dos días de acecho, los agentes entraron en el domicilio y detuvieron a los cinco acusados, hallando la mayor parte de la droga en dos cajas enterradas bajo unos naranjos. En total, la policía intervino 235.000 pastillas de éxtasis y medio kilo de cocaína. El juicio duró apenas una hora y media, ya que antes del mismo los abogados defensores y el fiscal acordaron una sustancial rebaja de la condena para los cinco acusados. Antes de la celebración, el fiscal solicitaba 13 años de prisión para cuatro de los cinco acusados y 20 años para Salvatore D., a quien se consideraba como el líder del grupo. Sin embargo, las partes acordaron una pena de nueve años para cada uno de los acusados, eliminando el agravante de pertenencia a organización. Al final del juicio, los cinco acusados se levantaron en su turno de última palabra y pidieron perdón.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.