Unos ladrones provocan una huida masiva en Bruselas al alertar de una falsa bomba

| Bruselas, Bélgica |

Valorar:
Visto 392 veces

Unos jóvenes que intentaban robar en un centro comercial del centro de Bruselas han provocado una huida en masa de los clientes al echar a correr y gritar que había una bomba, para evitar ser detenidos, informó este viernes la televisión belga francófona RTL.

En torno a las 17.30 horas (16.30 GMT) varios mensajes en redes sociales alertaban de que se estaba produciendo una estampida debido a la evacuación del centro comercial City 2, situado en la céntrica Rue Nevue de la capital belga.

Sin embargo, apenas media hora más tarde el portavoz de la Policía local del distrito de Bruselas centro, Christian De Coninck, desmentía que se tratase de una evacuación real.

Según el portavoz, el incidente habría estado provocado por una banda de jóvenes que habrían intentado robar y, para darse a la fuga, habrían comenzado a correr y gritar que había una bomba en el lugar, provocando el pánico entre los clientes.

El portavoz del centro comercial, Jurgen De Galas, indicó a Efe que todo comenzó con una detención por parte de la Policía de un joven en el pasillo que da acceso desde la cercana estación de metro Rogier al centro comercial.

Otros jóvenes allí presentes echaron a correr y el resto de clientes «pensaron que ocurría algo grave» e hicieron lo propio.

«Nosotros no ordenamos ninguna evacuación», dijo el portavoz, quien afirmó que, aunque buena parte de los clientes salieron del centro, no todos lo abandonaron.

La situación en estos momentos ha vuelto a la normalidad y las tiendas siguen abiertas, dijo.

El centro comercial es uno de los más grandes de la ciudad y se encuentra en una de las zonas comerciales más concurridas, especialmente en este periodo de rebajas, y en sus inmediaciones hay frecuente presencia policial y militar.

De hecho, esta superficie fue una de las primeras cuyo cierre se decretó dentro de las medidas adoptadas durante el periodo de alerta máxima que las autoridades impusieron en la capital tras los atentados de París y que obligó a paralizar temporalmente comercios y otros servicios.

Es la segunda falsa alerta de bomba que se produce este viernes, después de que a primera hora de la tarde una tienda de Ikea tuviese que ser evacuada durante unas dos horas debido a que el personal había encontrado en el aparcamiento un objeto sospechoso, que resultó ser una maleta vacía.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.