Caso Gabriel, el niño asesinado en Níjar

Las últimas investigaciones apuntan a que la detenida por la muerte de Gabriel actuó sola

| Almería |

Valorar:
Visto 5925 veces
preload
Unas 12.000 personas, según datos de la Subdelegación del Gobierno, han secundado esta tarde en la capital almeriense la concentración convocada por el Ayuntamiento de Almería en duelo por la muerte de Gabriel Cruz.

Unas 12.000 personas, según datos de la Subdelegación del Gobierno, han secundado esta tarde en la capital almeriense la concentración convocada por el Ayuntamiento de Almería en duelo por la muerte de Gabriel Cruz.

11-03-2018 | Carlos Barba

La principal hipótesis con la que trabajan los investigadores del caso del niño Gabriel es que la principal sospechosa de la muerte del pequeño, la dominicana Ana Julia Quezada, la pareja sentimental del padre de la víctima, actuó sola.

Pese a que en un primer momento, los investigadores barajaban la posibilidad de que hubiese tenido la colaboración de alguien, las últimas investigaciones apuntan que Ana Julia Quezada lo hizo sola.

De todos modos, todas las hipótesis permanecen abiertas, incluido el móvil que pudo llevar a Quezada a acabar con la vida de Gabriel.

La declaración de la mujer será clave para reconstruir la secuencia de los hechos, que comenzaron el 27 de febrero cuando, al parecer, el niño salió de la casa de la abuela paterna para ir a jugar con sus primos. Precisamente, en la casa solo estaban la abuela y Quezada.

También será determinante la autopsia que se está realizando al cuerpo del pequeño en el Instituto de Medicina Legal de Almería, que podrá determinar cuándo murió y la causa de su muerte.

Fue Quezada la que encontró una camiseta del niño días después de la desaparición, prácticamente seca -cuando había llovido sin parar durante varias jornadas-, encima de un arbusto y en una zona que ya había sido rastreada.

Un hallazgo que centró un poco más las sospechas de los agentes, que ayer detuvieron en Vícar (Almería) a esta mujer cuando trasladaba el cuerpo sin vida de Gabriel en el maletero de su coche.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.