Hamblin y D'Agostino, unidas por el dolor y la desgracia

| Río de Janeiro |

Valorar:
Visto 2739 veces

El gesto deportivo de dos 'grandes' del atletismo, Nikki Hamblin y Abbey d'Agostino.

16-08-2016 | Youtube

La atleta neozelandesa Nikki Hamblin y la estadounidense Abbey D'Agostino iniciaron este martes en Río la que puede ser una amistad para toda la vida, forjada en el dolor y la desgracia compartidos sobre la pista en las series olímpicas de 5.000 metros.

Hamblin precipitó el doble infortunio al pisar el bordillo interior de la pista. Se desequilibró y súbitamente se fue al suelo, de forma que D'Agostino, que corría a su espalda, no pudo evitar el tropezón con ella y seguir la misma suerte.

Después de unos segundos retorciéndose de dolor sobre la pista, el instinto de solidaridad surgió de lo más profundo de sus corazones. D'Agostino ayudó a su rival a incorporarse y ambas se fundieron en el abrazo del consuelo en medio de la desgracia.

Las dos tuvieron arrestos para llegar a la meta, donde la norteamericana fue retirada en silla de ruedas. Habían llegado las últimas. Hamblin decimoquinta con 16:43.61, minuto y medio después que la ganadora, la etíope Almaz Ayana, plusmarquista y campeona olímpica de 10.000, y D'Agostino a continuación, con 17:10.02.

La emotiva escena, repetida en el videomarcador del estadio, movió el corazón de los jueces, que resolvieron recalificar a las dos atletas, que volverán a verse las caras el viernes en la final, si es que están recuperadas de sus heridas.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Espectacular
Hace más de 2 años

Los brasileños que pitan a los adversarios deberían de aprender y tomar ejemplo. por supuesto no estoy generalizando a todos los brasileños.

Valoración:10menosmas

Luis
Hace más de 2 años

Comparad este hermoso gesto con la sonrisita de Bolt mirando hacia atrás.

Valoración:6menosmas

Pere
Hace más de 2 años

Visca Catalunya!!

Valoración:-34menosmas

humanidad
Hace más de 2 años

Menos mal que todavia quedan personas con la suficiente humanidad como para olvidar sus propios intereses y ayudar a sus semejantes, Esto si que merece una medalla y de las gordas!

Valoración:30menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1