Reial Mallorca

Krauss dice que hay que olvidar los incidentes y jugar con la cabeza fría

«Soy optimista y confío en la clasificación»

|

Valorar:
Visto una vez

«Superar la eliminatoria es el peor castigo que se le puede imponer a Igor Stimac». Con esta frase el técnico mallorquinista Bernd Krauss quería cerrar el capítulo de los incidentes sufridos por el Mallorca en Split. El entrenador alemán se mostró optimista y afirmó que su grupo tiene calidad como para superar al Hajduk y lograr el pasaporte para jugar la Liga de Campeones. El Mallorca estaba ayer cansado. El primer encuentro oficial del equipo, los incidentes postpartido y un viaje a altas horas de la madrugada fueron demasiado comienzo para una plantilla que lleva tan sólo tres semanas trabajando.

Bernd Krauss ofreció una conferencia de prensa tras finalizar el entrenamiento del equipo en sesión vespertina. El entrenador rojillo comentó que «el partido fue muy duro. El Hajduk Split no es el Molde. Tuvimos que jugar en un campo muy complicado, y aunque el resultado no es positivo creo que nos mantenemos vivos y que tenemos opciones de superar la eliminatoria». El técnico alemán del conjunto isleño piensa que el encuentro de vuelta no tendrá nada que ver con el que disputaron el pasado miércoles. «Hay que ser positivo. Dentro de dos semanas nuestra condición física será mejor y creo que nuestras posibilidades de triunfo aumentarán».

Krauss solicitó ayer la ayuda de la afición para el partido de vuelta que se disputará el próximo día 21 a las 21.30 horas en el Estadio de Son Moix. «Jugamos la vuelta en nuestro estadio y ante nuestra afición. El equipo necesita saber que juega en casa y sentir el apoyo de la afición». La mente de los jugadores del Real Mallorca tiene que estar centrada en los noventa minutos que le restan a la eliminatoria previa de la Liga de Campeones. En este sentido se expresó Bernd Krauss que afirmó que «sólo pensamos en el partido y en ganar. Hay que olvidar los incidentes de después del partido del miércoles. Lo más importante es jugar con la cabeza fría y evitar altercados con los rivales».

La banda izquierda no rindió al nivel habitual en el Poljud Stadium. La baja de Miquel Soler mermó el potencial defensivo y ofensivo del equipo y se tuvo que variar la posición de Fatith. La presencia de Soler en el encuentro de vuelta sigue siendo dudosa. Pero Bernd Krauss pidió a los medios que no se cebaran con el turco. «Fatith no fue el único jugador que cometió errores. No creo que perdiéramos porque Fatith jugó de lateral izquierdo. Era nuestro primer partido oficial y no hubiera sido normal que todo funcionara bien. Hemos cometido fallos porque estamos faltos de ritmo, pero eso es lógico porque nuestra liga comienza más tarde. Basta fijarse en los resultados de los equipos italianos que también llevan poco tiempo de preparación y cayeron en sus compromisos . Parma y Lazio han sufrido la misma situación que nosotros y su nivel y sus resultados son parejos».

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.