Vela

La segunda regata «voló» al impulso del 'embat'

Velocidad y brillantez en un jornada perfecta

|

Valorar:
Visto una vez

La histórica flota participante en el XVII Trofeo Conde de Barcelona vivió ayer una jornada redonda, por lo que a tiempos se refiere, impulsada por un «embat» que se ajustó a la perfección a las prestaciones de los barcos. Si bien, en el momento de la salida apenas soplaba a 5-6 nudos, lentamente fue aumentando hasta establecerse a 12-14 nudos. Esta circunstacia se vio favorecida por unos recorridos más cortos que los fijados el día anterior, lo que unido a una condiciones de mar excelentes, la competición brilló por su rapidez y belleza estética.

No eran las cinco de la tarde cuando todos los barcos ya habían regresado a puerto, hasta el punto de que el peculiar Bibelot (una embarcación alemana diseñada para la navegación lacustre) volvió a destacar entrando en puerto a las tres y media, seguido de los Marmitako, Etesian, Tirant, Titti, Letho, No se y Merfree. Los 15 barcos inscritos para el recorrido largo cubrieron 17 millas, desde el puerto de Palma, para ceñir hasta la Punta Orenol y costear ante Cala Estancia de través hasta Illetes, de ceñida hasta Sa Porrassa, para finalizar en una espectacular empopada hasta llegar al Dique del Oeste.

En el recorrido corto, donde se han inscrito 33 veleros, se trazó una travesía de 14'2 millas, con un itinerario entre Palma-Punta Orenol y Can Pastilla. El «embat» reinante ha sido idóneo asimismo para los botes y llaüts de vela latina, que ayer, en lugar de cubrir los dos triángulos del día anterior, realizaron una regata costera consistente en cubrir dos veces el recorrido Palma-Cala Gamba, cuyo club náutico alberga una emblemática flota de estas embarcaciones mallorquinas restauradas. Al igual que en regatas anteriores los botes protagonizaron ayer otro incidente que se saldó con la zozobra del Toni, sin incidentes personales.

La jornada de ayer finalizó por la noche con buen ambiente en el Moll de la Llonja donde atracan las embarcaciones, al que contribuyó a las 21'00 horas la proyección cinematográfica de las imágenes de la regata y la actuación del grupo musical Arpellots Havaneres Band, que ofreció un recital amenizado por la degustación de un ron cremat. Por lo que se refiere a la regata de hoy, será más corta con la finalidad de que los armadores puedan asistir con puntualidad a la tradicional Cena de Armadores, a las 21'30 en el Pueblo Español, reservada a las tripulaciones e instituciones.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.