Fútbol/Tercera División

Manacor y Vilafranca elevan la temperatura del próximo derbi

La directiva rojiblanca fija precios populares y el presidente verdiblanco regalará 600 entradas

|

Valorar:
Nunca vista

Manacor y Vilafranca ya han empezado a calentar el derbi del próximo domingo. Los dos equipos cruzarán sus caminos con la lucha por el liderato como telón de fondo y eso siempre acentúa las rivalidades vecinales. Las directivas de ambos clubes, conscientes de la importancia del choque, también han querido jugar su papel en el clásico y han empezado a adoptar medidas para movilizar a sus aficionados con la intención de que acudan a Na Capellera. Habrá precios populares, desplazamiento masivo de aficionados visitantes y sobre todo buen ambiente, una gran noticia para el necesitado fútbol isleño que espera vivir uno de los partidos más especiales del año. Sobre el papel, el encuentro reune todos los ingredientes necesarios para concentrar el interés de los aficionados, ya que ambos se miden por mejorar su situación en la parte alta de la clasificación. El Manacor, que sólo ha perdido un partido de los diez que ha jugado en casa hasta el momento, intentará conservar el liderato para no sufrir el acoso del Constància, mientras que el Vilafranca peleará por asentarse entre los puestos de play off y por agrandar las diferencias con sus perseguidores más cercanos. Con este panorama y aprovechando el buen ambiente que existe entre directivas, el clásico salpicará también a las gradas, donde podría vivirse otro duelo llamativo.

El primero en mover ficha era el presidente del Vilafranca, Guiem Garí, que adquiría un paquete de 600 entradas que va a regalar entre todos los aficionados del Vilafranca que acudan al Restaurante El Cruce durante los días previos al choque. Ante esta postura y temiendo una posible invasión verdiblanca en Na Capellera, el Manacor también ha jugado sus bazas y ha decidido aplicar precios populares para incentivar a la gente del pueblo.

La temperatura del partido seguirá elevándose a medida que se acerque la hora del encuentro y entre las directivas ya han empezado a aflorar los primeros pronósticos, siempre con la cordialidad y el juego limpio como principal argumento. El Manacor centrará sus esfuerzos en que sus jugadores se sientan bien arropados para darle un nuevo zarpazo a la liga y los visitantes intentarán sorprender a los de Gibert para meterse en la pugna por el título. Si los jugadores de ambos equipos responden como se espera que lo hagan los aficionados, el espectáculo parece garantizado. Una de las intenciones de los aficionados del Vilafranca es empujar a su equipo a que acabe con la mala racha que habitualmente les persigue en el centro de operaciones de sus vecinos. Tradicionalmente, los enfrentamientos directos entre ambos que se han disputado en Na Capellera han sido favorables a los locales. Se han enfrentado de forma consecutiva a lo largo de las últimas siete temporadas y el grupo que ahora entrena Tolo Ramón sólo ha conseguido imponerse en una de ellas, cuando lo hizo por 1-3 durante el ejercicio 2000-01. El Manacor ha salido victorioso de los dos últimos derbis que ha protagonizado como local (2-0 y 2-1) y sólo ha cedido tres empates frente a los feudatarios de Es Molí Nou. Los dos entrenadores, Tomás Gibert y Tolo Ramón, trabajan ahora para que sus plantillas lleguen al encuentro en la mejor forma posible. Cada uno tratará de jugar sus bazas para dar un paso al frente y el ganador obtendrá un impulso moral añadido.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.