RCD Mallorca

Un tercio para la esperanza

El Mallorca encara el tramo decisivo a cuatro puntos de la salvación tras el empate del Racing en Sevilla

| |

Valorar:
Nunca vista

Un gol del racinguista Regueiro a cinco minutos para el final del partido extendió hasta los cuatro puntos la distancia que separa al Real Mallorca de la tierra prometida. Pudo ser peor, porque el conjunto cántabro dispuso de claras ocasiones, aunque también mejor porque el Sevilla dominaba en el marcador en el minuto 80 gracias al gol de Darío Silva. Con este resultado (2-2) y los marcadores de la jornada sabatina, se ha producido un corte en el furgón de cola que deja las tres plazas de descenso entre los cuatro últimos clasificados. El Numancia, que ha sumado cuatro puntos en las dos últimas semanas, es colista con 18 puntos. El Mallorca es penúltimo con 21 puntos, el Albacete suma 23 puntos y el Racing de Santander, 25. El Getafe, con 27 puntos y un partido menos, es décimosexto, mientras que parecen escaparse tres equipos que han saldado la jornada con victoria: Zaragoza (32 puntos), Málaga (31) y Levante (30).

Con los restos del mazazo sufrido anteayer en Son Moix todavía en el ambiente, el grupo de Héctor Cúper volvió a vestirse ayer de corto para estirar los músculos, analizar los errores cometidos ante el Levante (1-2) y pasar página. El entrenador del Mallorca reunió a sus hombres para destripar lo sucedido unas horas antes. La derrota frente al conjunto levantino ha supuesto un golpe inesperado. Después de encadenar dos triunfos en casa, ante Getafe y Albacete, la hinchada mallorquina soñaba con festejar la tercera victoria consecutiva en el estadio de Son Moix. Pero no pudo ser.

El gol de Luis García que abría el melón parecía allanar el camino de una victoria que, de haberse producido, hubiera situado al equipo en la rampa de lanzamiento para abandonar las posiciones de descenso. No fue así. El grupo de Schuster despertó, le dio la vuelta al marcador y complicó el futuro.

Pese a que el desanimo monopolizó la suave sesión de entrenamiento, el grupo balear optó por pasar página y buscar el miércoles la victoria que se le escapó el sábado. El Madrigal, un estadio en el que sólo ha sufrido una derrota en sus cinco visitas en la máxima categoría, no parece la mejor plaza para resarcirse de esa derrota, aunque la plantilla se ha conjurado para capturar fuera el botín perdido en casa.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.