Miquela Vidal gana el I Premio de Pintura Almirante Conde de Barcelona

La pintora cumple 25 años de dedicación al mundo de la creación artística

|

Valorar:
Nunca vista

La pintora mallorquina Miquela Vidal ha resultado la ganadora del I Premio de Pintura organizado con motivo del Trofeo Almirante Conde de Barcelona, que estos días se ha celebrado en Palma. El galardón, dotado con 400.000 pesetas, se entregó ayer. Al concurso se podían presentar obras que tuvieran que ver con la navegación o el entorno marino. Por este motivo Miquela Vidal llevó a concurso una pintura en la que plasmaba una vista de la bahía de Palma, con la catedral al fondo, una estampa clásica pero que la artista fracturaba en la parte inferior con un collage pintado encima con tonos azules.

La obra, de uno formato mediano, fue realizada por la artista en 1991, aunque acabada en 1995. En ella se pueden ver la evolución de la creación artística de la artista durante durante estos años. Miquela Vidal se encuentra ahora trabajando en una serie de obras sobre tauromaquia, unas pinturas de las que se pueden ver dos ejemplos en la muestra que bajo el título «Animàlia» está expuesta en el casal Can Gelabert de Binissalem. Su intención es que estas obras sirvan para montar una exposición con la que celebrar sus 25 años dedicados al mundo de la pintura, aunque la artista aún busca un lugar donde poder mostrar esta obra.

Desde la muestra organizada en el Casal Solleric en 1998, no se ha podido ver una exposición individual de esta artista, que en estos años ha realizado muestras colectivas en Barcelona, Sevilla, Cuba o Santander. La pintora no se ha prodigado mucho en los últimos dos años, ya que el cambio de vivienda y el hecho de estar durante unos meses sin estudio provocaron que su trabajo pictórico se resintiera.

Pese a ello, ha dedicado sus esfuerzos a la escultura, un campo en los que ha realizado dos grandes obras: una que se encuentra en una colección privada de Mallorca y otra que creó por encargo del arquitecto madrileño Alfredo Batuecas y que se instalará en Valencia. Miquela Vidal llevaba varios años sin participar en premios pictóricos, ya que «había perdido la ilusión».

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.