La UIB nombrará doctor honoris causa al escritor Josep Palau i Fabra

Valorar:
Nunca vista

EFE/L.M.

El rector de la UIB, Avel·lí Blasco, nombrará el próximo 24 de febrero doctor honoris causa a Josep Palau i Fabra, considerado como uno de los máximos expertos internacionales sobre la obra y la personalidad de Picasso, así como uno de los grandes impulsores del desarrollo de la literatura catalana de posguerra.

El doctor Josep Palau i Fabra, poeta, narrador, ensayista y dramaturgo nacido en Barcelona en 1917, es Licenciado en Filosofía por la Universidad de Barcelona. Está considerado como uno de los máximos expertos internacionales sobre la obra y la personalidad de Picasso, de las cuales ha hecho infinidad de estudios que han sido traducidos a una decena de lenguas. Al análisis y comentario de la obra del pintor malagueño ha dedicado más de quince libros, entre los que destacan «Doble assaig sobre Picasso» (1964), «El Guernika de Picasso» (1979) o «Picasso cubisme» (1990).

Por otro lado, Fabra jugó un papel importante en el desarrollo de la literatura catalana de posguerra como creador y editor de la revista «Poesia» y organizador de recitales poéticos. Ha traducido a Rimbaud y Balzac, entre otros, y ha reunido su obra poética en «Poemes de l'alquimista», y la prosa sobre arte y literatura en «Quaderns de l'Alquimista». Ha sido galardonado con la Creu de Sant Jordi (1989), y el Premi d'Honor de les Lletres Catalanes (1999). Es Socio de Honor de la Asociación de Escritores en Lengua Catalana.

Palau i Fabre inició su carrera literaria a finales de los años treinta a través de la poesía. Estudió letras a principios de los años cuarenta y fue uno de los activistas más comprometidos cuando se retomaron las actividades literarias y culturales bajo el franquismo. En 1945, una beca del gobierno francés permitió a Palau i Fabre ir a París. Su estancia, que sólo tenía que ser de dos años, se alargó hasta la década de los sesenta. Cuando la beca expiró, el autor dejó voluntariamente la nacionalidad española para tomar la documentación de refugiado político. París se convirtió, desde ese momento, en su verdadera universidad.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.