HISTORIA

Un investigador publica datos inéditos sobre los corsarios locales

| Palma |

Valorar:
Visto 730 veces
preload
Àngel Aparició posó ayer con su nuevo libro.

Àngel Aparició posó ayer con su nuevo libro.

21-01-2013

El lord inglés Thomas Cochrane, quien inspiró el papel interpretado por Rusell Crow en Master and Commader, fue un corsario al servicio de su país que navegó por las costas de Balears a principios del siglo XIX, durante la guerra que libraban los españoles contra las tropas de Napoleón. Lo recuerda el investigador Àngel Aparicio, quien el próximo día 29 presenta en Palma su último libro, Corsaris i corsarisme a Mallorca (1808 - 1914) , en el que aporta datos inéditos sobre un asunto «poco investigado».

«La aportación de Balears a la Guerra de la Independencia está poco valorada», apunta Aparicio, quien en su investigación, editada por Lleonard Muntaner, rescata la «importante» labor de los corsarios isleños defendiendo los convoyes de barcos que viajaban desde Mallorca hacia Tarragona y Cádiz cargados de arroz, legumbres, cereales, cañones, plata, papel moneda o tropas con los que abastecer la Península, donde se libraban las batallas contra los franceses en la Guerra de la Independencia.

En este caso, se trataba de corsarios «que eran asalariados de una nación, que comandaban una nave y escogían a su tripulación». Por contra, aclara el autor, «pirata era el que no obedecía ni a nación, ni a bandera y se iba con el mejor postor», aunque, en algunos momentos de la historia, la diferencia entre uno y otro la separaba «una línea muy delgada, como sucedió en Inglaterra con Drake, a quien le dieron el título de sir».

Por lo que respecta a Balears, los corsarios de inicios del siglo XIX trabajaban para el Reial Consolat de Mar i Tierra, organismo privado que controlaba el comercio, «tenía mucho poder» y estuvo 300 años en activo. Ese poder lo perdió por una real orden al finalizar la guerra y con su declive también comenzó el de los corsarios, quienes abandonaron el oficio y muchos barcos fueron desguazados. Los baleares, algunos «muy célebres» como el ibicenco Antonio Riquer o Fabio Buccelli, «quien había estado al mando de la Armada nacional», «no eran hombres de guerra, eran de escolta». El investigador afirma que, en aquellos tiempos convulsos, «hacían un trabajo humanitario» protegiendo de los franceses convoyes de hasta 103 barcos.

Para finalizar, recordamos que el famoso lord Cochrane con el que comenzamos este texto, en sus merodeos por nuestras cotas, voló la Torre de Son Bou (Menorca) y la actual Torre Esbucada de Capdepera

'Corsaris i corsarisme a Mallorca'. Presentación del libro el 29, a las 20.15, en el Centro de Historia Militar. C/Sant Miquel 69 bis de Palma.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.