Los primeros resultados electorales de Irak dan el triunfo al principal partido chií

La coalición liderada por el primer ministro ocuparía el segundo lugar, a mucha distancia

Valorar:
Nunca vista
preload

NMIR SOBHI-BAGDAD
La «Alianza Iraquí Unida» (AIU), integrada por los principales grupos chiíes confesionales, aseguró que «tiene información» de que su lista obtuvo al menos el 55 por ciento de los votos en las elecciones generales del pasado domingo en Irak, es decir, la mayoría absoluta. Esta noticia, confirmada por Haidar al Musaui, portavoz del Congreso Nacional Iraquí, miembro también de la AIU, precedió a unas declaraciones de la Comisión Electoral Independiente (CEI), según las cuales los resultados preliminares en seis ciudades, incluido Bagdad, otorgan la victoria a dicha alianza chií.

La lista confesional habría ganado en la capital, así como en las ciudades sureñas de Nayaf, Kerbala, Dhi Qar, Al Muzana y al Qadisiya. La «Lista Iraquí», del primer ministro interino, Iyad Alaui, ocuparía el segundo lugar, según declaró Safuat al Rashid, miembro de la CEI, en una conferencia de prensa.

Al Rashid aseguró que la comisión «ha finalizado el recuento de 1.600.000 votos», de los cuales dijo que la AIU obtuvo 1.164.770 y la «Lista Iraquí» 274.669, mientras que la «Lista Iraqiún», del presidente interino, Ghazi Al Yauar, consiguió 10.945 votos. También señaló el Movimiento de los Democráticos Independientes, de Adnan Pachachí, obtuvo 4.676 votos, mientras que el resto de los votos escrutados los consiguieron «otros grupos» iraquíes. Rashid insistió en que la CEI «no considera que estos resultados son los definitivos debido a que el recuento de votos en todo el país aún no ha finalizado». Además, descartó que los resultados finales puedan ser anunciados dentro de tres días como afirmó ayer, miércoles, el presidente de la CEI, Abdelmohsen al Hindaui.

Musaui, por su parte, insistió en que «los representantes de la AIU que supervisan el recuento de votos nos confirmaron que nuestra lista ha conseguido al menos el 55% de los votos» en todo el país. Además, afirmó: en «algunas zonas hemos logrado el 99% del apoyo de los votantes», en probable alusión a las áreas únicamente pobladas por chiíes como Nayaf, Kerbala y Kufa.

Por otra parte, El director del programa humanitario de la ONU para Irak, Benon Sevan, incurrió en un «grave conflicto de intereses» y socavó seriamente la integridad de la organización, según un comité independiente que investiga la gestión de ese programa. En un informe divulgado ayer, el comité dice que «la investigación demuestra que Sevan pidió repetidamente asignaciones de petróleo» para la Africa Middle East Petroleum, una firma radicada en Suiza que, según se denunció tras la caída de Sadam Husein, le pagó comisiones, aunque él lo ha negado reiteradamente.

El documento, que presenta conclusiones preliminares, agrega que oficiales iraquíes aceptaron concederle el petróleo a fin «de obtener su apoyo» en algunas cuestiones, especialmente «el deseo de las autoridades iraquíes de obtener fondos para reparar y reconstruir la infraestructura petrolera iraquí».

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.