El fin del histórico velódromo del Tirador

El nuevo depósito de la grúa municipal se asienta sobre un rincón que guarda muchos recuerdos de acontecimientos deportivos

Valorar:
Visto 3 veces
T.M./M.G.
El nuevo depósito para los vehículos retirados por la grúa municipal se asienta sobre un espacio histórico de nuestra ciudad, el velódromo del Tirador, que este año cumple 101 años desde su inauguración en el año 1899.

Situado sobre el antiguo huerto Es Tirador, cerca del puente homónimo de sa Riera, el velódromo alcanzó momentos gloriosos con la celebración de campeonatos de España en varias modalidades de pista y en más de una ocasión su aforo se completó gracias a las revanchas del campeonato del mundo de moto stayer, con Guillemo Timoner como principal protagonista.

También fue testigo de momentos dramáticos, como la muertes en su pista de algunos motociclistas y ciclistas populares, como Antoni Parets (motorista, 1927), Josep Nicolau (1934), Rafel Pou (1936), Pere Bover (1940) y Willy Lauwers (1959).

El velódromo acogió además importantes veladas de boxeo y partidos de baloncesto e incluso, durante los primeros decenios del siglo XX, en sus instalaciones se disputaron partidos de fútbol. Su nacimiento fue posible gracias a la fundación, en 1896, del Veloç Sport Balear, que se convirtió a principios del nuevo siglo en el principal promotor del ciclismo de pista en Mallorca. Sería esta entidad la que en 1899 adquirió los terrenos de Es Tirador, donde se inició la construcción del nuevo velódromo.

Inaugurado a finales del siglo XIX, contaba con una pista de 333'33 metros y una tribuna para 2.000 espectadores. Desde el princpio acogió innumerables campeonatos. En la posguerra destacaron las competiciones en las que participa Antoni Llompart y, poco después, Guillermo Timoner, que se convirtió en el corredor más carismático de la Mallorca de los decenios de 1950 y 1960.

Por fin, después de setenta años de protagonismo, es Tirador se clausuró por orden gobernativa, corre el año 1973, y en ese mismo momento se inició el progresivo deterioro de la pista y de hecho, hasta su recuperación para ser convertido en depósito, su estado era de franca degradación.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.