«Los inmigrantes deben respetar nuestra cultura»

Francisco y Sebastiana, entre dos culturas

Valorar:
Nunca vista
"Señora Massanet, elija un lugar entre Manacor, Petra y Porto Cristo .
"Nací en Manacor, por lo que me siento muy «manacorina». Mi marido es de Petra y debo respetar el pueblo que le vio nacer; pero para residir, sin duda elijo Porto Cristo.

"¿Qué tiene de especial este pueblo costero?
"El clima. La ciudad de Manacor es muy húmeda, pero en Porto Cristo se respira un aire muy sano. Ahora bien, deje muy claro que me siento «manacorina» hasta la médula.

"¡Vale! Dígame si está a favor o en contra de la independencia de este pueblo.
"Totalmente en contra. La mayoría de personas que opinan que debe independizarse son las que vinieron de fuera para residir aquí; pero quienes nacimos en Manacor, hemos conocido a Porto Cristo como el puerto de Manacor.

"¿Qué le falta a este pueblo para gozar de buenos requisitos?
"Muchas cosas, como en otros lugares. Tal vez, debería existir más control en las noches de fines de semana, ya que la zona de es Carreró es frecuentada por niños y niñas que no tienen edad para estar allí.

"Culpemos a los padres, ¿no le parece?
"En primer lugar sí, pero también la policía y los propietarios de los bares, pueden vigilar la zona y hacer que los menores respeten las normas. Algo diferente es que lo frecuenten los jóvenes de más edad.

"Mencione otra necesidad en este lugar.
"La construcción de un instituto. He oído comentarios de que existen negociaciones para ello, y también opino que Manacor está falto de otro centro escolar de estas características. Es indignante que la ciudad de Inca tenga institutos concertados y Manacor, que es la segunda ciudad de Mallorca, esté falto de ellos.

"Añádale sobre ello el problema de la inmigración.
"Lo primero que deben hacer los inmigrantes es respetar nuestra cultura. Un ejemplo claro es el de los personajes marroquíes y de países semejantes con sus esposas.

"Es que son «moros» y la mujer no tiene derecho a casi nada.
"Pero a ellos sí les gusta mirar a las mallorquinas. Si sus mujeres vistieran como nosotras, no serían tan diferentes. No soy racista, y lo demuestra el hecho de tener una sirvienta tailandesa que es, además, amiga mía. Yo respeto que ella adore a su Buda, y que le ofrezca sus objetos y rezos; pero ella comparte nuestras costumbres.

"Señor Francisco Bonnín, hábleme de Petra.
"És el meu poble! Referente a la juventud, le diré que no está dispuesta a realizar actividades deportivas, ya que existen diversiones alternativas como son los pubs y las discotecas. El Club Deportivo de Fútbol, últimamente va para atrás en vez de prosperar. Tal vez con las construcciones del polideportivo y el teatro se fomente más el aspecto deportivo.

Magdalena Parera

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.