Natu y Safia vuelven a sonreír

Tras someterse a complicadas operaciones quirúrgicas, estas dos niñas saharauis vuelven a disfrutar de la vida

Valorar:
Visto una vez
Safia Sathli y Natu Jatri han vuelto a recuperar la sonrisa. Su llegada a Mallorca ha sido algo más que una cuestión de tiempo de vacaciones. Durante su estancia en la Isla han recuperado la salud que tan difícil es mantener en el Sahara, lugar de donde provienen. La Associació d'Amics del Poble Saharahui trae cada verano a niños que son acogidos por familias mallorquinas. Durante el tiempo que permanecen entre sus familias de acogida pueden divertirse, alejarse de los graves problemas políticos que asolan su país y además, pasan por una revisión de salud que descubre dolencias que en su país no pueden tratarse.

Natu Jatri llegó por primera vez a la isla hace dos años y le fue detectada una pequeña infección. Al año siguiente en otra revisión más profunda, los médicos encontraron problemas en un riñón inservible y en el otro un cálculo que agravó la salud de Natu. El doctor Femenías y su equipo del Departamento de Urología del Hospital Son Dureta realizaron una primera intervención a la paciente para retirar el cálculo. Un mes después fue extirpado el riñón inservible y el proceso de recuperación de Natu Jatri ha sido realmente rápido. Con diez años, Natu ha pasado todo un año en Lloseta y ha realizado un curso escolar, hablando mallorquín a la perfección e integrándose en la vida diaria de sus padres de acogida, Mateo y Concha.

El caso de Safia Sathli fue más complicado. Cuando tenía tres años cayó de una bicicleta y se fracturó la mandíbula. Al no recibir tratamiento, los huesos se soldaron de manera que la boca se le fue cerrando progresivamente, hasta tener una abertura de dos milímetros. Safia tenía que alimentarse con alimentos líquidos mediante una pajita y su mayor deseo era comer un helado al llegar a Mallorca. Nada más terminar la operación, Safia ha podido notar una mejoría notable y puede alimentarse con normalidad.

Según el doctor Caubet, que coordinó los medios para realizar la operación en Son Dureta y realizó la planificación durante un año, «esta técnica no se había realizado antes en Balears y numerosos especialistas de España y extranjeros han sido consultados para conocer la mejor técnica de operación en este caso». La intervención ha sido tan exitosa que el caso fue presentado en un congreso internacional de medicina. El doctor Caubet recalcó que el óptimo resultado de esta operación es fruto de una labor de equipo que ha empleado muchas horas de forma totalmente altruista para conseguir una mejora en la calidad de vida de Safia Sathli. Además, señaló la generosidad del hospital de Son Dureta al ofrecer sus instalaciones y material quirúrgico.

Gemma Marchena.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.