Clase de Carnaval

Cientos de alumnos y profesores salen a la calle, donde el color y la originalidad destacan en estas tradicionales fiestas

Valorar:
Nunca vista
preload
Alumnos y profesores participaron en una divertida fiesta. Foto: JAUME MOREY

Alumnos y profesores participaron en una divertida fiesta. Foto: JAUME MOREY

La avenida Arquitecte Gaspar Bennàssar de Palma fue ayer tarde prácticamente tomada por cientos de niños, alumnos, profesores y padres de los colegios Pius XII y l'Esperança en sendas fiestas con motivo de los Carnavales. La dirección del colegio Pius XII optó este año por un lema: «Flora y Fauna de Mallorca», para que de una manera pedagógica los alumnos trabajaran en las aulas y se concienciaran aún más de lo importante que es preservar nuestro medio ambiente.

Los 860 alumnos del centro, acompañados por sus profesores, protagonizaron un espectacular «Sandronomo» cortando la calle y a ritmo de un xeremier y un tamborino desfilaron entre padres y familiares. Las simpáticas ovejas y tortugas provocaron más de una simpática imagen para el recuerdo, puesto que este año se ha notado entre el público una gran presencia de cámaras digitales, tanto fotográficas como de vídeo. Por cierto, si usted es uno de esos padres o familiares que han obtenido fotografías y quieran que sea publicada en nuestras páginas de reportaje pueden enviarlas a la siguiente dirección de correo electrónico: carnavalUultimahora.es. Color y diversión predominaron en una tarde que la climatología y la paciencia de algunos conductores hicieron disfrutar a estos pequeños de una espectacular fiesta de disfraces.

Tampoco faltó un nutrido grupo de esquiadores, que aprovecharon su reciente estancia en la nieve para disfrazarse. Además, durante la fiesta se vendieron empanadas, pasteles de chocolate, cocas de trampó y otros alimentos con la intención de destinar la mitad de lo recaudado a los alumnos que marcharán de viaje fin de curso y la otra mitad a ayudar económicamente a los damnificados por el tsunami del sudeste asiático, a través de la Cruz Roja. Por su parte, la escuela l'Esperança disfrutó de una gran fiesta en la que no faltó un divertido paseo en tren por los alrededores del Coliseo balear.

Julián Aguirre

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.