La «cura de humildad» de Rosa Puig

La consellera de Presidència explica su periplo por la zona más pobre de la India

|

Valorar:
Nunca vista

«Allí, si comen, ya están contentos. Es una cura de humildad». Tras una rueda de prensa, de esta manera resumió ayer la consellera de Presidència, Rosa Puig, su visita de diez días a Anantapur y otras zonas de la India donde la Fundación Vicente Ferrer tiene a su cargo varios proyectos que financia el Ejecutivo autonómico.

Además de comprobar el estado de los proyectos financiados por el Govern, participó en la colocación de la primera piedra de un hospital del área de Kayandurg y visitó el lugar en el que se ubicará un centro de enfermos del virus del sida.

Anantapur ocupa tres veces la extensión de Mallorca y tiene cuatro millones de habitantes que viven en la más absoluta pobreza. Puig ha regresado con dos «ahijados»: una niña, Hemalatha, y un niño, Sivasamk Nar.

Pese a que inicialmente estaba previsto visitar la zona de la India que sufrió los efectos del tsunami, esta visita no se concreto. La cuenta solidaria del Govern ha reunido 22.000 euros, de los que 17.000 pertenecen de la recaudación del Mallorca-Getafe.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.