Balears cerrará el año con un déficit en sus ingresos de 1.732 millones de euros

Unió Mallorquina propone que la reforma del Estatut incluya la fórmula del concierto económico con el Estado para superar esta situación

| |

Valorar:
Nunca vista

El Govern cerrará el año 2005 con un déficit en sus ingresos de 1.732 millones de euros (288.000 millones de pesetas), el equivalente a todo el dinero que la Comunitat gastó en el año 2004. Las cifras, ofrecidas ayer por el representante de Unió Mallorquina Miquel Àngel Flaquer, incluyen el déficit histórico de la Comunitat en materia de sanidad y educación (582 millones de euros), más los 1.150 millones que se acumularán durante el presente ejercicio económico.

A la vista de estas cifras, Unió Mallorquina considera que ha llegado el momento de revisar toda la financiación de la Comunitat Autònoma y por ello ha propuesto que en los trabajos de reforma del Estatut se incorpore que Balears sea financiada a partir de ahora por el sistema de concierto económico con el Estado.

El miembro de la ejecutiva de UM Miquel Nadal explicó que, como paso previo, han presentado una proposición para que se debata en el Parlament en la que piden la creación de una Agencia Tributaria para Balears que gestione todos los impuestos que se pagan en las Islas, primero aquellos que ya gestiona el Govern y, después, aquellos cuya gestión depende del Gobierno.

Miquel Àngel Flaquer aseguró que ha llegado el momento de pedir a José Luis Rodríguez Zapatero que cumpla sus promesas y que éstas tengan traducción en el presupuesto. «El Gobierno hace un negocio redondo con el traspaso de competencias», aseguró Flaquer.

Calidad de vida
La presidenta de Unió Mallorquina, Maria Antònia Munar, aseguró que la fórmula del concierto económico permitirá que todos los que viven en Mallorca mantengan unos buenos niveles de calidad de vida. «En Mallorca generamos los recursos económicos y sólo falta que lo que produce en Balears repercuta de forma proporcional en las Islas», dijo la presidenta de los nacionalistas.

Munar puso como ejemplo la regulación de inmigrantes, que puede suponer la incorporación de otros 100.000 trabajadores a las estadísticas de la Seguridad Social. «El dinero que generen aquí se irá a la Seguridad Social de Madrid, pero aquí quedan las personas, con sus necesidades en materia de educación, sanidad y vivienda», dijo.

Para Miquel Nadal, en estos momentos se dan las circunstancias óptimas para plantear estas reivindicaciones al Gobierno porque hay otras comunidades, como Cataluña, que están haciendo el mismo planteamiento que el de Balears. Señaló además que también el PP, que ahora no tiene el Gobierno en Madrid, ha comenzado a hacer peticiones sobre la necesidad de mejorar la financiación de las Islas.

Por lo que respecta a esta propuesta, el portavoz del Govern, Joan Flaquer, aseguró que la reforma de la financiación debe pactarse con el resto de comunidades autónomas en el marco del Consejo de Política Fiscal y Financiera. Flaquer consideró conveniente desvincular el proceso de reforma del Estatut del que respecta a la financiación de las comunidades autónomas.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.