Munar rechaza que haya cambios en la actual proporcionalidad del Parlament

Defiende un Consell para Formentera, pero no un diputado más para Eivissa

Valorar:
Nunca vista

N. DOMBLÀS/J. MESTRE
La presidenta de Unió Mallorquina, Maria Antònia Munar, se mostró ayer en contra de modificar la actual proporcionalidad entre islas en el Parlament balear mediante la incorporación de un diputado más por la circunscripción de Eivissa. Esta modificación de la composición parlamentaria debería hacerse si finalmente se constituye un Consell específico para la isla de Formentera.

«Entrar a estudiar estos cambios de población me parece peligroso», señaló Maria Antònia Munar, quien consideró que en cuestiones que afectan a la actual paridad de diputados que existe entre Menorca y Eivissa será muy difícil llegar a cualquier tipo de acuerdo.

Cambiar todo
La presidenta de los nacionalistas mallorquines añadió que, en caso de que el PP quiera estudiar la posibilidad de cambiar el número de representantes de Eivissa, será necesario estudiar de nuevo todo el sistema de representación parlamentaria.

Para la presidenta de UM, añadir un nuevo diputado a Eivissa traería otro problema añadido: el previsible empate que se produciría en muchas votaciones ya que el Parlament pasaría de tener 59 a tener 60 diputados. «Estaríamos ante el riesgo de tener un empate permanente en la Cámara», concluyó.

Munar sí se mostró a favor de que la isla de Formentera tenga un Consell propio «como realidad insular que es», pero alertó de que eso no debe servir de excusa para introducir cambios en la proporcionalidad.

La presidenta de UM destacó además la «incoherencia» que supone que el PP proponga fortalecer los consells y, el mismo día, apueste por suprimir del Estatut las referencias concretas a cada una de las Islas y su sustitución por el concepto «nación balear». La presidenta fue tajante al respecto: «Nosotros consideramos que Balears no existe, que lo que existe es Mallorca, Menorca, Eivissa y Formentera».

La presidenta de los nacionalistas aprovechó el debate que ha surgido a raíz de la propuesta presentada por el PP para recordar las enormes diferencias que existen en las Islas a la hora de obtener representación parlamentaria. Señaló que mientras un diputado de Mallorca requiere un mínimo de 15.000 votos, basta que un partido logre 1.000 votos para conseguir el diputado de Formentera. En su opinión, no es aconsejable agrandar aún más esta brecha que se da entre las Islas.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.